LO ÚLTIMO - Este miércoles llega un lote de 50.000 dosis de vacunas de Pfizer al Perú, anuncia Sagasti

FBI detuvo a grupo de venezolanos y cubanos acusados de causar caos en protestas de EE. UU.

Mundo LR

larepublica_pe

03 Jun 2020 | 20:48 h
Detienen a un joven en la protestas de los Estados Unidos contra el abuso policial. Foto: Difusión.
Detienen a un joven en la protestas de los Estados Unidos contra el abuso policial. Foto: Difusión.

La agencia de inteligencia indicó que los individuos provenientes de Venezuela financiaron a personas de varias ciudades de Estados Unidos para promover el caos.

A través del portal Primer Informe, una de las personas que trabaja en el FBI reveló que en las protestas de los Estados Unidos contra la muerte de George Floyd a manos de un policía, se capturó a personas provenientes de Hiatí, Venezuela, Cuba y Honduras, que recibieron dinero para financiar a grupos violentos presentes en las manifestaciones.

“Definitivamente hay individuos asociados con Venezuela que pagaron viajes a personas a varias ciudades de Estados Unidos para promover el caos”, dijo una de las personas que trabaja en las investigaciones encubiertas.

PUEDES VER En Venezuela, la gasolina dejó de ser un regalo

Cabe precisar que las personas involucradas fueron interrogadas por agentes contra el terrorismo doméstico del FBI.

Los agentes manifestaron que están realizando una exhaustiva investigación para determinar si tienen lazos con alguna agencia de inteligencia extranjera, tanto del régimen de Venezuela como de la dictadura de Cuba.

Por su parte, el Diario de las Américas publicó que las investigaciones están a cargo de la Fiscalía de Miami, ya que varios de ellos son residentes de una zona conocida como Pequeña Haití en Florida. Además, se le encontró una grande suma de dinero en efectivo.

En las manifestaciones, también participaron activistas que marchaban con la bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional, el partido del dictador de Nicaragua, Daniel Ortega.

A cinco meses de las elecciones, las imágenes del policía blanco Derek Chauvin presionando durante nueve minutos su rodilla contra el cuello de Floyd, un estadounidense negro, atizaron el debate sobre el racismo y la brutalidad policial.

La indignación por el hecho ocurrido el 25 de mayo en Minneapolis llevó a una movilización no vista en décadas en Estados Unidos, con multitudinarias concentraciones pacíficas en grandes ciudades como Washington, Nueva York, Houston y Los Ángeles.