“Los peores disturbios” desde el asesinato de Luther King: continúa la ira en EE. UU.

La muerte de George Floyd provocó indignación y una serie de protestas en Estados Unidos. Tras seis días, continúan la violencia, los saqueos y los incendios en los alrededores de la Casa Blanca.

Varias ciudades de los Estados Unidos registraron protestas masivas en respuesta a la muerte de George Floyd. Foto: EFE.
Varias ciudades de los Estados Unidos registraron protestas masivas en respuesta a la muerte de George Floyd. Foto: EFE.
Mundo LR

Las protestas en Estados Unidos continúan por sexto día consecutivo. Saqueos, incendios, toques de queda y un sin fin de enfrentamientos violentos se registran entre las fuerzas policiales y manifestantes como consecuencia de la ira colectiva frente a la muerte de George Floyd.

En la víspera, la Casa Blanca y otros puntos de Washington se vieron teñidos de fuego, mientras que el desplazamiento de la Guardia Nacional no ha hecho más que fortalecer los disturbios. Se trata de uno de los episodios más violentos en el país desde 1968, tras el asesinato de Martin Luther King.

PUEDES VER: Anonymous involucra a la familia Trump y a un hombre localizado en Perú en red de Epstein

“Desplegar la Guardia Nacional, usar balas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta, estas son una variedad de tácticas policiales que pueden exacerbar una situación ya tensa”, opina para la BBC Darnell Hunt, decano de ciencias sociales en la Universidad de California en Los Ángeles.

Toque de queda y resistencia

La restricción en Washington, que se hizo efectiva a partir de las 23.00 horas local del domingo 31 de mayo, no impidió que los manifestantes se congregaran desde tempranas horas frente a la Casa Blanca. En cambio, encendieron hogueras en las zonas adyacentes, incendiaron algunos comercios y atacaron con piedras y otros objetos las fachadas de varios establecimientos.

El Departamento de Bomberos del Distrito de Columbia informó en su cuenta de Twitter sobre incendios en el sótano de la histórica Iglesia Episcopal de San Juan. También una instalación ubicada en el Lafayette Square (la plaza situada frente a la casa presidencial) y en la sede de AFL-CIO, la mayor plataforma de sindicatos del país, se vieron afectados.

George Floyd Estados Unidos: Michael Jordan se pronuncia sobre la muerte del ciudadano afroamericano

“Esta iglesia ha estado en pie en nuestra ciudad desde principios del siglo XIX”, apuntó la Policía del distrito en esa red social, y además confirmó que atendía dos casos de robos cometidos por grupos en al menos dos importantes almacenes.

En Twitter circulaba una imagen aérea de Washington en la que se observaba su icónico obelisco rodeado de espesas columnas de humo. En la ciudad se escuchaban pequeñas detonaciones y el paso de helicópteros sobre las zonas afectadas.

Sin justicia no hay paz

Desde temprano, las barricadas de metal que guardan la distancia entre los transeúntes y la Casa Blanca estaban casi a la mitad de Lafayette Square, pero eso no disuadió la ira colectiva. Los reclamos se leían y se gritaban. Incluso se portaban como pintadas en las máscaras usadas por los presentes para evitar el contagio del nuevo coronavirus.

“Sin justicia no hay paz”, era uno de los gritos más insistentes que se mezclaba con el “no puedo respirar”, en alusión al pedido de Floyd.

PUEDES VER: Trump fue llevado a refugio subterráneo durante protestas frente a la Casa Blanca [FOTOS]

Las pancarta también eran elocuentes: “¿Seré el siguiente?”, preguntaba una joven vestida de negro y con una máscara azul, acompañada por dos chicas más en cuyos carteles se leía: “Mi color de piel no es una amenaza”.

Derek Chauvin

Entre los asistentes sobresalían uno que otro hispano que se hizo presente para expresar su solidaridad.

Saqueos

Varios responsables locales aseguraron entender los motivos de la cólera popular, pero exhortaron a los manifestantes a mantener la calma antes de la sexta noche de protestas.

Tenemos hijos negros, hermanos negros, amigos negros, no queremos que mueran. Estamos cansados de que esto se repita, esta generación no se dejará arrasar. Estamos hartos de la opresión”, dijo a la AFP en Saint-Paul, Muna Abdi, una mujer negra de 31 años.

El exvicepresidente y candidato demócrata para las elecciones de noviembre, Joe Biden, dijo haber acudido el sábado a una manifestación contra el racismo celebrada en su estado, Delaware.

El despliegue de las fuerzas de seguridad no impidió que se produjeran saqueos en varias tiendas de un centro comercial de lujo en Santa Mónica, en el condado de Los Ángeles.

Agentes de la Asociación de oficiales del condado Miami-Dade recibieron de rodillas a los manifestantes y rezaron juntos. (Foto: AFP)

“Por favor, vuelvan a casa temprano, quédense en casa (...) Debemos volver a lo urgente, que es la construcción de la justicia, no quemar una ciudad”, dijo el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, en el canal de noticias CNN.

Pese a la presencia policial, la violencia se apoderó en la noche del sábado de ciudades como Nueva York, Filadelfia, Dallas, Las Vegas, Seattle, Des Moines, Memphis, Los Ángeles, Atlanta, Miami, Portland, Chicago y la capital.

PUEDES VER: Con su arco y flechas, sujeto dispara contra manifestantes durante protestas en EE.UU. [VIDEO]

Hubo cortes de carreteras e incendios de vehículos y comercios, mientras agentes policiales, desplegados en gran número, respondieron con gases lacrimógenos y en algunos casos con balas de goma.

“Extremistas radicales”

El presidente Donald Trump, que afronta los desórdenes civiles más importantes de su mandato mientras el país se ve duramente afectado por la pandemia de COVID-19, prometió “frenar la violencia colectiva” y denunció a los “extremistas de izquierda radicales”. Según anunció, incluirá al movimiento “Antifa” (antifascista) en la lista de organizaciones terroristas.

Por su parte, la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, comparó en numerosas oportunidades la actual situación con los enfrentamientos de Charlottesville, donde choques entre supremacistas blancos y antifascistas causaron un muerto y decenas de heridos en agosto de 2017. Trump comentó entonces que había “gente muy bien” de ambos lados.

Lazy loaded component

"El presidente agrava las cosas", dijo la alcaldesa a CBS.

Trump "debe unir a nuestro país (...), no atizar el fuego", dijo a su vez Nancy Pelosi, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, a la cadena ABC.

La leyenda del baloncesto Michael Jordan mostró el domingo su apoyo a los manifestantes y denunció “el racismo y la violencia arraigados” en Estados Unidos. “Ya hemos tenido suficiente”.

Y el británico Lewis Hamilton, séxtuple campeón mundial de Fórmula 1, denunció el silencio de "las grandes estrellas" del circuito "dominado por los blancos".

PUEDES VER: EE. UU.: policías se solidarizan con la muerte de George Floyd y se arrodillan ante manifestantes

Las protestas contra la brutalidad policial y el racismo en Estados Unidos se extendieron el domingo a Londres y Montreal, y a Nueva Zelanda el lunes.

¿Por qué protestan en Estados Unidos?

El motivo de las protestas que afectan a decenas de ciudades de todo el país es la muerte del afroamericano George Floyd, en Mineápolis, después de que se difundiera un video en el que un policía blanco lo inmovilizase.

Floyd fue detenido de forma violenta bajo sospecha de haber intentado usar un billete falso de 20 dólares en un supermercado.

George Floyd tenía 46 años. Foto: Difusión

En la grabación se ve cómo Derek Chauvin clava su rodilla en el cuello de Floyd durante largos minutos mientras la víctima, inmovilizada boca abajo, se queja de no poder respirar. Chauvin es el único detenido hasta el momento.

Ha sido inculpado de homicidio y comparecerá el lunes por primera vez ante un tribunal por este caso.

Con información de EFE y AFP.