Mundo

España pasó de 764 muertes en un día a casi ninguna: "No hay inmunidad de rebaño”

En ocho semanas, el país más golpeado de la Unión Europea por la COVID-19 registró baja de decesos. Pero ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha negado que exista “inmunidad de rebaño”.

España tiene como referencias a China e Italia, los dos países que sufrieron antes el golpe de coronavirus. Foto: AFP.
España tiene como referencias a China e Italia, los dos países que sufrieron antes el golpe de coronavirus. Foto: AFP.
Mundo LR

España, gobernado por Pedro Sánchez, pasó de tener 764 muertos en un día por coronavirus (COVID-19) a solo dos decesos, una baja notoria a lo largo de ocho semanas considerando que fue el país europeo más golpeado por la pandemia.

Las cifras comparadas corresponden al pasado 5 de abril y este 29 de mayo. Sin embargo, esta reducción no se debió a la “inmunidad de rebaño”. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha negado que exista.

Al día de hoy solo un 5 % de sus ciudadanos de España está inmunizado, es decir, "poco más de dos millones de personas” (de los 47 millones que alberga).

El titular de Salud ha dicho que para lograrla se requeriría que al menos un 60 % de la población haya desarrollado anticuerpos.

Ministerio de Sanidad sobre coronavirus

La estrategia de España se basa en un confinamiento severo de su población en las semanas iniciales y otro más relajado en las últimas, pero con énfasis en la “distancia social”.

Pese a esto, el Gobierno de Pedro Sánchez decretó la cuarentena cuando el país ya estaba bajo la vorágine: el 14 de marzo, el mismo día en que fallecieron 141 personas por coronavirus (COVID-19) y los hospitales colapsaban con 7.641 casos acumulados.

El confinamiento, en ese momento, era impostergable; de lo contrario, el sistema sanitario explotaría por completo.

España: estado de emergencia y cuarentena

Pedro Sánchez también decretó una cuarentena a todos los viajeros provenientes del extranjero, restringiendo, además, las llegadas desde los países del espacio europeo de libre circulación Schengen. Una decisión histórica en democracia.

Tanto el pico de contagios como la curva epidemiológica están directamente relacionados. Foto: AFP.

La Policía y el Ejército salieron a las calles y solo se permitió salir a comprar alimentos o para producirlos. Este estado de alarma se ha venido postergando en España cada 15 días.

“Si no hay decreto de alarma, no hay capacidad para restringir la movilidad de la población, de nada hubiera servido el esfuerzo sacrificado y continuado que ha hecho el conjunto de los ciudadanos" durante el confinamiento, explicó la portavoz del gobierno, María Jesús Montero.

De acuerdo a expertos, los datos en España están estabilizados, aunque aún falta para volver a la ansiada normalidad. El estado de alarma está prorrogado actualmente hasta el próximo 7 de junio, después de que el pasado miércoles 21 de mayo se aprobara la quinta prórroga.

Estadísticas de coronavirus en España

España tiene como referencias a China e Italia, los dos países que sufrieron antes el golpe de coronavirus (COVID-19).

“Cuando tenemos una epidemia esperamos a que empiecen los casos y vayan afectando, progresivamente, a la población. Cuando la masa crítica de población desaparece, esperamos que vaya bajando esa curva", explicó Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

“El objetivo de la detección precoz es actuar al inicio para evitar que la curva siga un patrón dónde los casos no aumentan tanto y se alcance pronto el pico para poder eliminar gran parte de la epidemia”, añadió.

Tanto el pico de contagios como la curva epidemiológica están directamente relacionados.

¿Rebrotes de coronavirus en España?

El objetivo es que la línea de esa curva no sea tan vertical, sino que tienda hacia una montaña plana. Cuando esa curva vea invertida su tendencia, después de marcar su pico más alto, es cuando se habrá alcanzado el pico de contagios. A partir de ahí, el número de contagios cada día debería empezar a descender día tras día.

De acuerdo a expertos, los datos en España están estabilizados, aunque falta para volver a la ansiada normalidad. Foto: AFP.

Sin embargo, el ministro Salvador Illa admitió que hay “mucha probabilidad” de rebrotes de coronavirus (COVID-19), aunque realizan esfuerzos para que, si llegara a producirse una segunda oleada en el próximo otoño, tenga una incidencia “mucho menor” que la actual.

Muchos países adoptaron o desarrollaron aplicaciones de rastreo de contactos para teléfonos móviles a través de “Bluetooth” o la geolocalización, que permite recabar datos sobre desplazamientos de un individuo.

Aunque a Unión Europea desaconseja esta última, porque considera que “plantearía importantes problemas de seguridad y respeto de la vida privada”.

España, en cambio, no ha desarrollado ninguna aplicación de este tipo, y las autoridades dijeron que prevén atenerse a “las medidas tomadas dentro" de comunidad política.

Con información de AFP.