MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
Qatar 2022 - ¿Qué selecciones juegan este domingo 27 de noviembre?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios dan tregua y se reunirán con Ejecutivo el lunes 28
Mundo

Joven con pulmones “destrozados” por COVID-19 se salva de milagro con trasplante

Se trata del primer trasplante doble de pulmón realizado en Italia. Con solo 18 años, el paciente permaneció dos meses en coma conectado a una máquina. Los médicos dijeron que solo “un milagro” podría salvarlo.

La Republica
El paciente es el primero en recibir un trasplante doble de pulmón en Italia. Foto: referencial
Mundo LR

Un joven de 18 años, recuperado del nuevo coronavirus y con riesgo de muerte, fue salvado gracias a un trasplante doble de pulmones en Italia. La intervención fue realizada el 18 de mayo y fue la primera de este tipo en el país.

Según informa el diario Focus, los médicos del Hospital Policlínico de Milán, que atendían el caso, reportaron que los pulmones del paciente se encontraban “destrozados”. Solo un milagro podría salvarlo, aseguraron.

La pesadilla empezó el pasado 2 de marzo. Francesco —nombre ficticio para proteger su privacidad— presentó fiebre repentina. A solo cuatro días de este cuadro, lo internaron en cuidados intensivos y pronto tuvo que ser intubado.

Francesco no tenía enfermedades previas, pero su condición empeoraba con el pasar del tiempo. Los médicos aseguraron que era un caso atípico de coronavirus, ya que en los jóvenes el virus suele pasar desapercibido.

El 23 de marzo el joven fue inducido al coma. Permaneció conectado por casi dos meses a la máquina “salvavidas” ECMO.

Los pulmones, de hecho, parecían de madera, extremadamente pesados y en algunas áreas completamente destruidos. Un daño generalizado a los alvéolos pulmonares, incapaces de realizar su función, lo que se confirmó en examen microscópico”, manifestó Mario Nossoti, director de unidad operativa de cirugía torácica del referido centro médico.

Francesco solo respiraba con un pulmón artificial, pero una esperanza se abrió luego de que diera negativo a una nueva prueba de coronavirus.

Los galenos optaron por intervenirlo para trasplantarle pulmones. El donante fue una persona fallecida por otras causas ajenas a la COVID-19 y la operación duró alrededor de 10 horas.

El joven de 18 años logró despertar y, aunque su condición todavía es “delicada”, se encuentra llevando un tratamiento de rehabilitación.

“No habría podido recuperarse sin un trasplante, porque sus pulmones estaban destrozados”, precisó Nosotti.