LO ÚLTIMO - Este miércoles llega un lote de 50.000 dosis de vacunas de Pfizer al Perú, anuncia Sagasti

Ucrania: vagabundo asesinó y abusó de un niño de 12 años en una casa abandonada

Mundo LR

larepublica_pe

27 May 2020 | 16:19 h
El sujeto vivía en la casa abandonada y fue puesto a disposición de la justicia.
El sujeto vivía en la casa abandonada y fue puesto a disposición de la justicia.

Previamente, el hombre llevó a la víctima a una tienda y le compró varios dulces.

En Ucrania, un niño de 12 años fue asesinado y abusado sexualmente por un hombre de 59 años cuando el menor de edad se encontraba de regreso a su vivienda tras cumplir un entrenamiento con su equipo de fútbol.

Según informó el portal The Sun, el sujeto llevó al muchacho a una tienda y le compró varios dulces.

PUEDES VER EE.UU.: captan instante en que madre empuja a su hijo autista al agua antes de asesinarlo [VIDEO]

Videos de la cámara de seguridad del local mostraron cómo el sujeto estaba junto a la víctima con una bolsa de plástico.

Luego, el violador lo llevó a un domicilio abandonado y allí abusó sexualmente de él para luego matarlo.

Los agentes policiales indicaron que la el menor fue reportado como desaparecido, luego que no respondiera las llamadas de sus familiares. Su paradero pudo ser rastreado por los oficiales gracias a su celular.

Una portavoz de la policía ucraniana, Ludmyla Kopylenko, señaló que, al entrar al edificio, encontraron al agresor sexual de 59 años. Ella mencionó que el individuo estaba nervioso y con sangre en la cara.

PUEDES VER Multa de hasta 500 euros a quienes boten mascarillas y guantes en las calles de Roma

Los agentes policiales descubrieron el cuerpo del muchacho debajo de varias ropas. El citado medio informó que el criminal, que era un vagabundo, vivía en esa casa abandonada que estaba ubicada en un parque local.

Al ser interrogado por las autoridades, el hombre confesó que violó al niño de 12 años y luego lo estranguló para practicar la necrofilia.

El abusador sexual fue puesto bajo custodia y podría ser condenado a cadena perpetua. La víctima practicaba el fútbol y vivía con sus abuelos y su madre.