Estados Unidos: FBI investigará la muerte de un hombre negro durante su arresto

26 May 2020 | 21:30 h
El incidente ha motivado una protesta pacífica en Minneapolis.
El incidente ha motivado una protesta pacífica en Minneapolis.

Un video muestra cómo un agente policial coloca su rodilla sobre el cuello del fallecido durante casi ocho minutos mientras este suplicaba que no podía respirar.

“No puedo respirar”, repitió más de 10 veces un hombre de raza negra a un agente de la Policía de Minessota, Estados Unidos, durante su arresto. Así lo demuestra un video del incidente publicado en redes sociales la madrugada del martes y que habría impulsado la intervención del FBI.

“No puedo respirar, por favor, su rodilla en mi nuca, me vas a matar” se escucha decir al hombre de aproximadamente 40 años, mientras realizaba evidentes gestos de dolor. Las personas que se encontraban cerca a una tienda de Minneapolis, donde se realizó la detención, también reclamaban por la brutalidad policial.

“¿Vas a sentarte allí con la rodilla en el cuello?”, “¡Hermano, ni siquiera se está moviendo!”, se escucha reclamar a los testigos.

Lazy loaded component
PUEDES VER Estados Unidos: afroamericano fue asesinado a manos de expolicía y su hijo [VIDEO]

“Eventualmente él se detuvo, estaba hablando y se calló. Parecía muerto. Parecía como si se hubiese quedado sin energía y tiempo. Lentamente estaba muriendo” indicó Darnella Frazier, una joven que se dirigía a una reunión cuando vio el arresto y decidió grabar la detención.

“Cuando llegué, él ya estaba en el suelo”, contó Frazier. “Los policías, lo estaban agarrando por el cuello y estaba llorando. No lo tomaban en serio”. La mujer recordó que la cara del hombre estaba presionada con tanta fuerza contra el suelo que le sangraba la nariz.

A los pocos minutos, cayó inconsciente. Los policías cargaron su cuerpo y lo introdujeron en una ambulancia. El hombre falleció horas después por complicaciones derivadas de su detención.

El incidente ha impulsado nuevas protestas contra el racismo en Minnesota. Foto: Captura Facebook.

PUEDES VER Obama da inspirador mensaje a la gente negra y critica el liderazgo ante la COVID-19: “Algunos ni siquiera fingen estar a cargo” [VIDEO]

Versión de la Policía

En un comunicado, la Policía de Minnesota acusó un problema médico como la causa de la muerte del hombre.

Según la lectura de uno de los oficiales, la policía respondió a una acusación de falsificación e intentó reducir al hombre, que “resistió físicamente a los oficiales”.

“Los oficiales pudieron esposar al sospechoso y notaron que parecía estar sufriendo problemas médicos. Los oficiales llamaron a una ambulancia. Fue transportado al Centro Médico del Condado de Hennepin, donde murió poco tiempo después" indicó el portavoz.

PUEDES VER EE.UU.: sujeto usa capucha del Ku Klux Klan como mascarilla en una tienda

Por su parte, la jefa de policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, dijo que había decidido pedirle al FBI que investigara después de recibir “información adicional” sobre el incidente de una fuente comunitaria que “solo proporcionó más contexto que la información que tenía preliminar”.

Los oficiales involucrados, que no han sido identificados públicamente, fueron colocados en licencia administrativa remunerada, indicó la jefa de policía.

El FBI no respondió a una solicitud de comentarios, indicó la BBC.

PUEDES VER Fue víctima del racismo y madre soltera, pero a sus 67 años se gradúa con honores [VIDEO]

La muerte de Eric Garner

El incidente trajo a la memoria de los activistas proderechos la muerte de Eric Garner, un hombre negro que murió durante su arresto en 2014, y que también reclamó repetidamente “No puedo respirar” mientras uno de los agentes intentó reducirlo produciéndole asfixia debido a la venta ilegal de cigarrillos sueltos, un delito federal.

La frase se convirtió en un grito de guerra para los activistas que protestaban por la presunta brutalidad policial contra personas de color en los Estados Unidos.

Derivado del caso Garner, se decidió la separación del agente de la Policía Daniel Pantaleo, mientras que la familia de la víctima y la ciudad de Nueva York llegaron a un acuerdo extrajudicial en el que se comprometía a pagar 5,9 millones de dólares.

Video Recomendado

Lazy loaded component