Colombia: propietario destruye su casa para desalojar a inquilinos en plena crisis por COVID-19

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

23 May 2020 | 23:04 h
Una pareja perdió su trabajo y está a punto de ser desalojada por un cruel arrendador.
Una pareja perdió su trabajo y está a punto de ser desalojada por un cruel arrendador.

El dueño del inmueble prefirió sacar ventanas y puertas antes que permitir que la familia se quede más tiempo en su vivienda.

El coronavirus ha afectado dramáticamente la economía de familias en todo el mundo. En Colombia, una pareja perdió su trabajo y está a punto de ser desalojada por un arrendador, que los quiere ver en la calle.

“Nos quitó la entrada del apartamento y el 15 de mayo vino a quitar los vidrios del garaje”, denunció Consuelo Cortés, una madre muy consternada a Noticias Caracol. A ella no le quedó más remedio que colocar un triplay para proteger a su familia del frío y peligro de la zona.

PUEDES VER: EE. UU.: fue atacada por cuatro perros y se contagia de coronavirus en un hospital [FOTO]

Aprovechando que la mujer había salido de la casa, el inhumano dueño entró al domicilio y quitó los vidrios del apartamento, ubicado en la localidad de Suba, Bogotá (Colombia).

Lazy loaded component

Y es que la crisis ocasionada por la COVID-19 le pasó factura a la familia de la señora Consuelo. Ella, su esposo y su hija se quedaron sin trabajo y por ese motivo no han podido pagar el alquiler hace un par de meses.

Por su parte, el dueño no quiso hablar del tema con el medio y enfatizó que “las autoridades son las encargadas de investigar la situación”. Mientras tanto, la familia se encuentra en total desamparo por un propietario a quien no le duele dejarlos en la calle.

A Consuelo no le quedó más remedio que colocar un triplay para proteger a su familia

PUEDES VER: “Había gritos por todas partes, queríamos vivir": señala sobreviviente del accidente aéreo en Pakistán

Otra familia terminó debajo de un puente

En la misma localidad, en Colombia, otros inquilinos sufrieron abusos por parte de su arrendador. A diferencia de la familia de Consuelo, estos ciudadanos estaban al día en sus pagos, y todavía tenían un plazo de dos días para cancelar la última mensualidad, pero fueron desalojados con todas sus cosas.

Video Recomendado

Lazy loaded component