Una niñera, de 20 años, fue condenada a 2 años y medio de prisión tras abusar sexualmente de un adolescente.
Una niñera, de 20 años, fue condenada a 2 años y medio de prisión tras abusar sexualmente de un adolescente.

Condenan a niñera que violó a un niño de 13 años y quedó embarazada en Reino Unido

La agresora fue declarada culpable por tener relaciones sexuales al menos cinco veces con el menor de edad que estaba cuidando.

Mundo LR
18 May 2020 | 17:05 h

Una niñera, de 20 años, fue condenada a 2 años y medio de prisión tras abusar sexualmente de un adolescente de 13 años y tener un bebé con él. Según el tribunal de Reino Unido, la joven no mostró ningún remordimiento por sus actos.

Leah Cordice, oriunda de Berkshire, en Inglaterra, tuvo relaciones sexuales con el niño al menos cinco veces cuando ella tenía 17 años y lo cuidaba en su casa entre 2017 y 2018.

PUEDES VER: Argentina: sujeto acusa a médico de haberlo violado durante “fiesta sexual”

Para eludir sus responsabilidades, la joven dijo ante la corte de Reading Crown, que el niño la había violado en todas esas ocasiones. Sin embargo, el juez descartó esa versión de los hechos y resaltó que si Cordice fuera hombre “ponerle una custodia sería casi inevitable”.

La víctima recordó que estaba jugando a la Xbox (videojuego) cuando Cordice lo cuidaba. Aprovechando que sus padres no estaban, ella le sacó el pantalón y le realizó sexo oral, según contó a la Fiscalía.

Una niñera, de 20 años, fue condenada a 2 años y medio de prisión tras abusar sexualmente de un adolescente.

Luego se reunían dos veces al mes para tener relaciones sexuales, ya que ella cuidaba al niño mientras la madre trabajaba hasta tarde. La niñera le enviaba una serie de mensajes quejándose que no le hablaba lo suficiente y elogió sus fotos “lindas” de las redes sociales.

PUEDES VER: Atleta paraolímpico vivió un momento de terror al ser acechado por dos tiburones [VIDEO]

Cordice tenía 17 años cuando abusó del niño. “Es todo muy desafortunado, incluso para ella. Imagino que no sabía que estaba cometiendo un delito cuando lo hizo”, dijo el magistrado tras dictaminar la sentencia en Reino Unido.

Incluso después de que el esposo de Cordice, Daniel Robbins, descubriera lo que estaba sucediendo y confrontara al niño, el sexo entre ambos continuó.

Leah Cordice y Daniel Robbins estaban felizmente casados.

La víctima que ahora bordea los 16 años sufre de ansiedad luego que los servicios sociales se llevaran a su hijo: “No puedo ver a mi hijo y no he tenido ninguna relación con ella recientemente. Fue muy difícil ver a mi hijo y luego sacarlo de mi vida”, señaló.

Video Recomendado

Lazy loaded component