Bolsonaro arenga otro acto: “Es gratificante recibir una manifestación de apoyo”

En el acto cargó a un niño con un disfraz de militar. Foto: AFP

Brasil ya tiene más de 16.000 muertos por coronavirus, pero Bolsonaro no cambia su discurso. “La población quiere trabajar para colocar comida en la mesa".

Mundo LR
17 May 2020 | 19:25 h

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, arengó este domingo 17 de mayo otro acto público en la capital (Brasilia) y destacó la presencia de varios simpatizantes, a pesar de que los gobiernos regionales han aplicado medidas para evitar precisamente las aglomeraciones como herramienta para combatir el coronavirus.

En una transmisión que hizo en vivo a través de sus cuentas oficiales en redes sociales se pudo observar que se mantuvo una mascarilla e intentó evitar los contactos físicos, pero al final se acercó a sus seguidores e incluso cargó a dos niños.

PUEDES VER: La historia de Maria, una madre brasileña que perdió a cinco familiares por la COVID-19

“Es gratificante y un honor para mi Gobierno y mi gabinete recibir una manifestación de apoyo de estas”, exclamó Bolsonaro, quien estuvo en compañía de 11 de sus 22 ministros. “Eso nos fortalece en la búsqueda para conseguir medios no sólo para combatir ese virus, que nos preocupa a todos, sino también de días mejores para nuestra población”.

Lazy loaded component

En las afueras del palacio presidencial de Planalto el mandatario ultraderechista, quien ha sostenido una opinión crítica a las acciones contra la COVID-19, insistió en que se debe retomar la actividad económica del país.

“La población quiere trabajar para colocar comida en la mesa”, afirmó Bolsonaro. En la manifestación hubo carteles a favor del uso de la hidroxicloroquina para tratar el nuevo coronavirus y hasta la bandera de Venezuela; pocos días después de que el dignatario advirtiera que Brasil podría tener una crisis similar si continúa el confinamiento.

PUEDES VER: Pese al confinamiento por el coronavirus, la Amazonía obtiene récord de deforestación

Gobiernos regionales y municipales de la nación amazónica han decretado medidas de distanciamiento social para frenar el brote y Bolsonaro los ha fustigado, a pesar de que superan los 16.000 fallecidos por COVID-19.

En total acumulan 16.118 muertos y 241.080 casos confirmados de coronavirus SARS-CoV-2, erigiéndose como el país más golpeado por la pandemia en la región latinoamericana.

Empero Bolsonaro considera que el coronavirus “va a contagiar al 70 % de la población tarde o temprano” y “va a matar mucha gente” sin importar las medidas de distanciamiento que se adopten, por lo cual ha buscado apoyo hasta en la Corte Suprema para retomar las actividades económicas.

Video Recomendado

Lazy loaded component