Residencia presidencial de El Salvador ahora es alojamiento para personal de salud

Agencia AFP

larepublica_pe

09 May 2020 | 17:35 h
Instalaron camarotes para 300 personas en la residencial presidencial de El Salvador. Foto: AFP.
Instalaron camarotes para 300 personas en la residencial presidencial de El Salvador. Foto: AFP.

Nayib Bukele cumplió con lo prometido. La exclusiva casa destinada a su familia fue acondicionada para el descanso de 300 trabajadores que enfrentan la emergencia por coronavirus.

La exclusiva residencia destinada a la familia presidencial de El Salvador, fue habilitada este sábado por el gobierno de Nayib Bukele como lugar de descanso para personal de la salud que trabaja en la lucha contra el nuevo coronavirus.

"Es un espacio que se ha adecuado para el descanso del personal de salud que es el que está en primera línea de la lucha contra el coronavirus", aseguró el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez.

Distribuidos en 17 habitaciones fueron colocados camarotes para 300 personas en la residencia presidencial, ubicada en la exclusiva colonia Escalón, en la periferia oeste de la capital San Salvador.

Residencial presidencial de El Salvador. Foto: AFP.

PUEDES VER Bukele usa video del Hipólito Unanue para advertir lo que puede pasar en El Salvador

En la residencia presidencial el personal de salud, incluidos médicos y enfermeros, contarán con espacios para dormir y servicio de alimentación y áreas de esparcimiento.

La residencia está destinada para uso de la familia presidencial, no obstante, el presidente Nayib Bukele y su familia nunca la ocuparon pues usan su residencia particular.

Su antecesor, el expresidente Salvador Sánchez Cerén (2014-2019), tampoco la usó pues también permaneció en su casa particular.

Fue convertida en lugar de alojamiento. Foto. AFP.

PUEDES VER El Salvador: hombre diabético al borde de la muerte por COVID-19 fue dado de alta

Sánchez Cerén estableció en áreas de la residencia presidencial un pequeño museo de arte y además la usó para sostener encuentros con salvadoreños de distintos ámbitos del quehacer nacional.

El último mandatario en vivir en la residencia fue el expresidente Mauricio Funes (2009-2014), requerido por la justicia salvadoreña acusado de lavado de dinero y peculado de al menos 351 millones de dólares.

Funes recibió asilo en Nicaragua, que además le concedió la ciudanía de ese país.

En El Salvador se registran 784 casos positivos del nuevo coronavirus, incluidas 17 personas fallecidas y 276 curadas, según cifras oficiales.