EE. UU.: mujeres desaparecidas que estaban por casarse son halladas muertas dentro de un auto

Mundo LR

Stephanie Mayorga, de 27 años, y Paige Escalera, de 25, estaban por consolidar su amor en una pequeña boda.
Stephanie Mayorga, de 27 años, y Paige Escalera, de 25, estaban por consolidar su amor en una pequeña boda.

Desde hace tres semanas, las mujeres desaparecieron en extrañas circunstancias. Lo último que se supo es que estaban felices por su próximo matrimonio.

Stephanie Mayorga, de 27 años, y Paige Escalera, de 25, eran una sólida pareja que estaban por consolidar su amor en una pequeña boda que se iba a realizar en Estados Unidos. Pero el 15 de abril las mujeres desaparecieron en extrañas circunstancias.

Lo último que se supo de ellas fueron las imágenes de una cámara de vigilancia donde se les aprecia saliendo de su casa en su auto, un Dodge Dart 2013. La hermana de Paige Escalera, Stevie Jenkins, pidió ayuda a la comunidad para encontrarla y reveló que su “hermana tiene varios tatuajes en los brazos”.

PUEDES VER: Mujer agrede a sus dos hijas porque descubrió que maltrataron a un conejo

Stephanie Mayorga, de 27 años, y Paige Escalera, de 25, eran una sólida pareja.

La pareja era de origen latino y vivían en Carolina del Norte. Sin embargo, la aceptación de su familia por su orientación sexual fue distinto en cada mujer. Stephanie tenía una relación muy cercana con sus seres queridos, pero Paige llevaba mucho tiempo alejada de la suya. Tras varios años, se solucionaron los conflictos y todos esperaban con ansias la boda.

Luego de tres semanas de búsqueda, la pareja de mujeres fue encontrada sin vida adentro de su auto. El jefe de la Policía local dijo que la movilidad fue encontrado “en lo profundo del bosque” cerca del río Cape Fear en el suroeste de Wilmington, Estados Unidos.

EE.UU.: pareja de lesbianas estaban por casarse, desaparecen y son halladas muertas en auto

PUEDES VER: China: anciana es enterrada viva por su hijo y la rescatan con vida tres días después [VIDEO]

Tras las investigaciones, se concluyó que no se trató de una desaparición voluntaria porque no se habían llevado ninguna de sus pertenencias. El celular de Paige se había quedado sobre la cama y el de Stephanie figuraba apagado.