EE. UU.: pareja se casa en su jardín con perros como damas de honor tras cancelación de la boda

Debido a la pandemia por COVID-19 se canceló la ceremonia, pero igual decidieron contraer matrimonio teniendo a sus mascotas como invitados.

Pareja se casó en su vivienda con sus perros como damas de honor luego de la cancelación del matrimonio debido al coronavirus. Foto: Autumn Miller
Pareja se casó en su vivienda con sus perros como damas de honor luego de la cancelación del matrimonio debido al coronavirus. Foto: Autumn Miller
Mundo LR

La aparición del coronavirus ocasionó el cierre temporal de cientos de iglesias, anulando también las bodas programadas. Este es el caso de una pareja que, pese a la cancelación de su matrimonio, decidieron realizar el evento en la comodidad de su vivienda de la ciudad de Cincinnati, en Estados Unidos.

Ambos, identificados como Autumn Wood y Christian Miller, festejaron una ceremonia en su jardín, y como no podían contar con invitados, sus perros hicieron de damas de honor.

PUEDES VER México: hombre prueba helado en un supermercado y lo devuelve al congelador [VIDEO]

Además, sus familiares y amigos vieron la sagrada unión a través de Facebook Live, mientras portaban mascarillas y brindaban con cerveza Corona como una alusión al momento que atraviesa el país.

Luego de meses de planificar el tan esperado día especial, los novios terminaron desconsolados cuando las medidas restrictivas ocasionaron la cancelación de su casamiento programado para el 23 de mayo.

Sin embargo, la pareja, los dos de 28 años, se casó en compañía del hermano del novio, quien pasa la cuarentena con ellos en su inmueble, en el estado de Ohio.

PUEDES VER EE.UU.: sujeto es arrestado y liberado tres veces en el mismo día debido al coronavirus

Los padres del novio, Tom y Barb, y la madre de Autumn, Cindi, también estuvieron presentes cumpliendo el distanciamiento social cuando la pareja se casó el 20 de abril, la fecha de aniversario del día que se conocieron.

“Ya había reunido muchas decoraciones y con nuestro aniversario próximo, simplemente no queríamos esperar más para casarnos”, indicó la recién casada. “Nuestros perros Sasha y Oreo fueron mi puesto en damas de honor y fueron muy buenos y no ladraron en absoluto”.

Al terminar la ceremonia, se sentaron junto a una fogata y escucharon su lista de reproducción de bodas durante el resto de la velada.