Presidenta de Bolivia pidió un día de “ayuno y oración” para combatir al coronavirus [VIDEO]

Mundo LR

larepublica_pe

28 Abr 2020 | 18:08 h
El país lleva 39 días de cuarentena, más de 1 000 personas infectadas y 53 fallecimientos por coronavirus. (Foto: Difusión)
El país lleva 39 días de cuarentena, más de 1 000 personas infectadas y 53 fallecimientos por coronavirus. (Foto: Difusión)

Jeanine Añez utilizó las redes sociales a fin de convocar a la población a rezar como una medida para luchar contra la COVID-19. “Para Dios nada es imposible”, resaltó.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, lanzó este martes 28 de abril un “mensaje de fe”, bajo la premisa de que estando con Dios, los bolivianos van a “vencer al coronavirus”.

El país lleva 39 días de cuarentena; hay más de 1.000 personas infectadas y 53 fallecimientos, pero la mandataria afirmó que “para Dios nada es imposible” y propuso a la población “ayuno y oración” para combatir a la COVID-19.

PUEDES VER: Inglaterra: hombre asesina a sus dos hijos durante la cuarentena por COVID-19

“Hermanos bolivianos, hoy quiero enviarles un mensaje de fe, porque para Dios nada es imposible y estando con él, vamos a vencer esta pandemia”, resaltó Áñez, quien pertenece a una congregación protestante.

Lazy loaded component

Además, Áñez debe decidir con su gabinete si prolonga o no el confinamiento nacional que rige hasta el 30 de abril, y citó en su mensaje un pasaje bíblico: “Yo soy Jehová, tu Dios, quien te sostiene de la mano derecha y te dice no temas, yo te ayudo”.

Según una fuente de la iglesia Casa de Oración, el llamado de fe convocado por la presidenta fue compartida por uno de los líderes de esa comunidad religiosa e involucra a todas las iglesias.

PUEDES VER: EE. UU.: pareja de ancianos vence al coronavirus y es de alta entre aplausos [VIDEO]

Le llueven críticas

El expresidente Eduardo Rodríguez-Veltzé (2005-2006) cuestionó este llamado. “Los rezos y bendiciones colectivas conllevan riesgo”, sostuvo.

Por otro lado, el exmandatario Carlos Mesa (2003-2005), candidato a las elecciones generales de este año, se mostró preocupado que “el Gobierno esté haciendo muy pocas pruebas [de coronavirus], por lo que se tiene información precisa de la curva de contagio”.