Argentina: profesor viajó tres días en moto para entregar tarea a alumnos sin internet

El docente llevó material importante a los 60 estudiantes que viven más lejos del centro educativo.

Director viajó en moto durante tres días para repartir material educativo a estudiantes sin conexión a internet. Foto: Telefe Noticias
Director viajó en moto durante tres días para repartir material educativo a estudiantes sin conexión a internet. Foto: Telefe Noticias
Mundo LR

En medio de la cuarentena por el nuevo coronavirus, un director de un colegio de la provincia de Misiones, en Argentina, manejó una motocicleta durante tres días para repartir la tarea a los alumnos que residen en las zonas más alejadas de la institución, ubicada en la localidad de El Alcázar, según informó Telefe Noticias.

Se trata del pedagogo Juan Radovich, quien entregó en cada hogar los cuadernillos de actividades facilitados por el Consejo de Educación a los colegiales que han paralizado su aprendizaje a causa del aislamiento dispuesto por las autoridades sanitarias, debido a la pandemia por COVID-19.

PUEDES VER México: hiere a su hijo de 16 meses con una botella rota durante pelea con su esposa

“No soy el único que está haciendo esto, son muchos los directores que realizan este tipo de odiseas, solo que son acciones que no trascienden”, manifestó a Primera Edición.

Si bien el material estudiantil otorgado por el Gobierno también puede ser descargado a través de internet, no obstante, Radovich lo distribuyó porque no todos los menores tienen una óptima conexión a la red para continuar con su formación.

En conversaciones con el medio local, expresó: “Llegar a una casa, preguntar por tu alumna y que te digan que se fue con otros compañeros a un cerro no sé a cuántos kilómetros a buscar señal para poder bajar los ejercicios de la escuela, te pinta una realidad que desde la escuela no siempre vemos, el esfuerzo que hacen para poder estudiar”.

PUEDES VER Argentina: detienen a funcionario dos veces en ocho horas por conducir en estado de ebriedad

Además, alentó a que más colegas —si tienen los recursos— ayuden a los niños que no tienen la posibilidad de presenciar una clase virtual para que su instrucción no se detenga.

“Creo que sería muy bueno que como docentes encontremos el modo de acercarnos a ellos (los alumnos) para entender los esfuerzos que hace diariamente la familia para que sus hijos puedan estudiar”, concluyó el educador.