Suiza: hotel de lujo decide acoger a indigentes durante la cuarentena por COVID-19

Frente a la gran cantidad de cancelaciones de reservas, el propietario de las instalaciones recibió a varios mendigos.

Hotel de Ginebra recibió a mendigos debido a la pandemia del coronavirus. Foto:  Noticias Caracol
Hotel de Ginebra recibió a mendigos debido a la pandemia del coronavirus. Foto: Noticias Caracol
Mundo LR

En medio del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus, cientos de clientes cancelaron sus reservas de un fastuoso hotel en Suiza, por lo que su dueño decidió otorgar refugio a personas indigentes, informó Noticias Caracol.

Sofiane Rahmani, natural de Argelia, no podía creer en el apartamento que estaba. Luego de sobrevivir durante años en la calle, ahora tiene alimento gratuito y una habitación en un hospedaje en la ciudad de Ginebra.

PUEDES VER Seis indonesios fueron castigados en público pese a la cuarentena por COVID-19 [VIDEO]

“Un lujo”, manifestó emocionado el argelino de 16 años, que reside en el hotel de tres estrellas Bel’Espérance, en el centro de la localidad.

De acuerdo al administrador del establecimiento, hay 20 habitaciones a disposición de mujeres mendigas y otras 11 para menores de edad que estén solos como Rahmani, que no pueden pedir protección en Suiza por el reglamento de la Unión Europea.

“Sucedió de forma bastante natural”, indicó el director del hotel Alain Meuwly, mientras estaba sentado en el área de desayunos, donde solo puede estar una persona por mesa, ya que se respeta el distanciamiento social.

PUEDES VER Argentina: anciano mata a su esposa, deja una carta y luego se suicida

Cuando el país empezó a prohibir todos los eventos públicos, clausurar locales gastronómicos y cerrar comercios para evitar el avance del coronavirus al inicio de marzo, “más del 90% de nuestras reservas fueron canceladas”, aseguró el empresario.

El alojamiento, dirigido como un negocio para obtener ingresos para el Ejército de Salvación, estaba sin huéspedes cuando Meuwly se enteró de que la entidad solicitaba sitios seguros para albergar durante la contingencia a cientos de personas indigentes de Ginebra.