EN VIVO - Keiko Fujimori presenta oficialmente a parte de su equipo técnico de cara a la segunda vuelta

Conocieron a su nieta a través de un vidrio por miedo al contagio de coronavirus [VIDEO]

Mundo LR

Abuelos conocen a su nieta a través de un vidrio debido a la medida sanitaria por el coronavirus. Foto: Instagram
Abuelos conocen a su nieta a través de un vidrio debido a la medida sanitaria por el coronavirus. Foto: Instagram

El conmovedor momento fue registrado por la madre de la recién nacida y compartido en sus redes sociales. Ocurrió en España.

En medio de la pandemia del coronavirus, una mujer que dio a luz a su hija en España emocionó a los usuarios al ver un video publicado en su Instagram, donde se puede ver el momento en que la pequeña conoce a sus abuelos.

Sin embargo, lo más emotivo fue cuando los abuelos pudieron ver a su nieta mediante un vidrio y no pudieron acercarse por temor al contagio de la COVID-19. “Este virus nos ha robado muchos momentos”, indicó la mamá.

PUEDES VER Detienen a pastor de Cuba tras ayudar con víveres a familias en cuarentena por el coronavirus

Sara Guchi es enfermera y madre de gemelos. Tuvo a su tercera hija, India, que llegó al mundo el 25 de marzo. Días después quiso que sus padres la conozcan aunque sea se lejos, debido a la medida de prevención sanitaria.

Tras compartir la grabación en su cuenta de Instagram del momento exacto del encuentro, añadió un mensaje dedicado a su progenitora.

“Me perdonarás que no te llamara para decirte ‘nos vamos al hospital, estoy de parto’. Sabía que de haberlo hecho te hubieses pasado la noche en vela, dándole mil vueltas a la cabeza y sufriendo por la situación que podríamos estar viviendo en el hospital con la que está cayendo, y conociéndote, seguro que muerta del miedo por nosotras”, empezó su texto en su red social.

Lazy loaded component

En las imágenes se puede observar a la abuela usando un tapaboca mientras se acerca por la ventanilla del auto de su hija y se conmueve al ver por primera vez a su nieta en el asiento trasero.

“Ay no me digas, que pena Dios mío ¿cuándo ha nacido? Mi chiquitina qué preciosa que es, y no la puedo tocar ni besar ni nada”, comentó la madre de Sara.