Mundo

Italia: internos de penales fabricarán mascarillas de protección contra el coronavirus

Se dispondrán de ocho máquinas para la confección de 400 000 máscaras quirúrgicas que serán distribuidas entre la población carcelaria y hospitales.

Las prisiones dispondrán de ocho máquinas para confeccionar hasta 400 000 mascarillas de protección contra el coronavirus. (Captura: referencial)
Las prisiones dispondrán de ocho máquinas para confeccionar hasta 400 000 mascarillas de protección contra el coronavirus. (Captura: referencial)
Mundo LR

Los internos de tres centros penitenciarios de Italia serán los responsables de la fabricación de mascarillas contra el coronavirus. El Ministerio de Justicia anunció que los reclusos de los penales de Roma, Milán y Salerno comenzarán con la producción a mediados de mes.

Las prisiones dispondrán de ocho máquinas con las que se planea confeccionar hasta 400 000 mascarillas quirúrgicas, las cuales serán distribuidas entre la población carcelaria y los guardias de seguridad.

El excedente de las máscaras serán trasladadas a los diferentes hospitales del país donde se atiende a una alta tasa de pacientes víctimas del COVID-19.

Desde el estallido de la crisis sanitaria, la tensión en las cárceles italianas ha ido en aumento, anta la falta de medidas de protección tanto entre los reclusos como entre los guardias.

Los reclusos de los penales de Roma, Milán y Salerno comenzarán con la producción de mascarillas a mediados de mes. (Captura: referencial)

El ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, confirmó a Europe Press que un total de 6000 presos participaron en motines o agresiones de algún tipo, una docena protagonizaron intentos de fuga y 40 guardias de prisión resultaron heridos.

A pesar de la cuarentena, Italia, uno de los países más afectados por el COVID-19, sigue sufriendo el ascenso del número de víctimas mortales. La cifra actual supera las 15 000 muertes desde que la pandemia del coronavirus llegó a su territorio.

En Lombardía, las autoridades han impuesto a los ciudadanos el uso obligatorio de la mascarilla cuando salgan a las calles para evitar contagiarse del coronavirus. En todas las ciudades izaron las banderas a media asta en “memoria de las víctimas del virus” y como homenaje a los trabajadores de la salud.