“La dejaron prácticamente tirada”: joven denuncia maltrato a su abuela fallecida en Colombia

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

04 Abr 2020 | 16:59 h
La familia tuvo que esperar días para poder retirar el cuerpo de su familia, pero sin ayuda de la funeraria ni del personal de salud. (Foto: referencial)
La familia tuvo que esperar días para poder retirar el cuerpo de su familia, pero sin ayuda de la funeraria ni del personal de salud. (Foto: referencial)

La mujer esperaba los resultados a la prueba de COVID-19 y falleció. Las autoridades sanitarias de Colombia aplicaron los protocolos, sin dejar que nadie se acerque al cadáver.

Una anciana de 95 años fue ingresada a un hospital en Antioquía (Colombia), tras presentar síntomas asociados al COVID-19. Se le realizaron las pruebas y, mientras esperaba los resultados, falleció. La familia debió esperar varios días para poder enterrar a la mujer.

La nieta de la mujer, Adriana Pérez, denunció que, al morir su abuela, nadie quiso hacerse cargo del cuerpo. Según el relato de la joven, que recoge el portal Mitre, pasaron varios días para poder realizar su sepelio, porque debían cumplir con el protocolo para todos los fallecidos instaurado ante la pandemia.

PUEDES VER: “Espero que esta pandemia haga una limpieza étnica”: las polémicas declaraciones de un dirigente en Argentina

Además, refirió que a la mujer la dejaron “prácticamente tirada”. “Mi abuela, a raíz de una enfermedad, fue llevada al hospital de Caucasia, donde fue tratada por COVID-19. Después de fallecer nos vulneraron el derecho a poder enterrarla dignamente, dado que las pruebas no llegaban”, recordó.

Asimismo, señaló que el mismo día del sepelio, no se llevaron a cabo los protocolos que antes le habían mencionado. “No se hizo absolutamente nada para lograr el traslado”, dijo, mientras reprochó el trato que recibió el cuerpo de su abuela. “¡Nos abandonaron! Le tocó a mi familia ir por mi abuela, sacarla del hospital en las bolsas que la tuvieron que envolver por temas del coronavirus”, lamentó la nieta.

Con dolor, recordó cómo entre todos sacaron a su abuela del hospital y la llevaron hasta el cementerio. La joven señala que, de acuerdo a las autoridades, el protocolo dictaba que nadie podía ver ni tocar el cuerpo. La familia comprendió la situación ante la emergencia sanitaria y aceptó hacerlo de este modo a pesar de que, en ese momento, no habían confirmado que ella tuvo coronavirus. Sin embargo, el negligente trato al cadáver de su abuela los obligó a hacer público el reclamo.

PUEDES VER: Argentina: dos ancianas se pelan a golpes en cola del banco para cobrar sus pensiones

Finalmente, los resultados de las pruebas llegaron a manos de la familia. En ellos decía que la anciana no falleció por COVID-19.

Video Recomendado

Lazy loaded component