Camino propio

América Latina reacciona.

Editorial Editorial
25 Mar 2020 | 1:52 h

América Latina tiene un camino propio contra el coronavirus; propio pero no único. Como regla general ha reaccionado cerrando sus fronteras antes de que se disparen los contagios, aunque con reacciones diversas, algunas más graduales que otras. Como datos de este tiempo, esta emergencia no es acompañada con la misma diligencia por sus dos grandes potencias regionales, cuyos gobiernos son resistentes a cualquier cuarentena.

Lo último provino de Ecuador: el presidente Lenín Moreno ordenó que el toque de queda se extienda desde las 2 de la tarde hasta las 5 de la mañana del día siguiente, en total, 15 horas. Chile fue uno de los últimos países de América Latina en declarar la cuarentena. Su ministro de Salud confiaba hasta hace días en que el virus se convirtiera en benigno. Debió, hace algunas horas, decretar el toque de queda por 7 horas, desde las 10 de la noche a las 5 de la mañana.

Otros países han sorprendido gratamente por su celo, entre ellos, el Perú. Es el caso de Argentina y Paraguay que no esperaron una alta tasa de expansión para dictar medidas severas, acogiendo las opiniones de la comunidad científica. No es el caso de Colombia cuyas reacciones fueron espoleadas por demandas internas, con una estrategia que ahora mismo es objeto de discordia entre el presidente de la República y la alcaldesa de Bogotá.

Lo de Brasil se veía venir, pero la resistencia a las medidas más básicas de cuidado nacional han sorprendido dentro y fuera. Los casos positivos superan los 2 mil y el Gobierno está paralizado. En una reciente conferencia de prensa, seis ministros no supieron responder una pregunta sobre el uso de la mascarilla.

En México, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto al país en la fase 2 de la pandemia. Con 367 casos confirmados, el contagio avanza sin que su Gobierno se decida por medidas duras generales. En cambio, en Centroamérica, los países han reaccionado con rigor, salvo el doloroso caso de Nicaragua que quiere derrotar al COVID-19 con marchas.

Aún no se estima cuál será el efecto en la región de la propagación de la pandemia en EEUU, donde la cifra de muertos escaló a 600, mientras los casos confirmados llegaron a 50 mil. Con la mayoría de fronteras cerradas, la predicción de la OMS de que hasta EEUU se traslada el foco de la pandemia viene igualmente como un aviso para el hemisferio. Donde aún América Latina debe establecer un nuevo relato, es en la compensación. Solo tres países -Peru, El Salvador y Argentina- fueron los primeros en establecer medidas de protección para los más pobres.

Video Recomendado

Lazy loaded component