EN VIVO - Emmy 2021: sigue aquí la premiación a lo mejor de la TV y el streaming

Fisiculturista afirma que se gastó 110 000 dólares en reasignación de sexo

“Me he sentido completa en mi propio cuerpo por primera vez y finalmente estoy comenzando a concentrarme en objetivos no relacionados con la transición”, aseguró.

Cuando tenía cuatro años afirmó que se sentía "diferente". (Fuente: Mercury Press & Media)
Cuando tenía cuatro años afirmó que se sentía "diferente". (Fuente: Mercury Press & Media)
Mundo LR

En el estado de Montana (Estados Unidos), una fisiculturista aceptó su verdadera identidad e hizo una transición para convertirse en una mujer.

La fisiculturista, identificada como Allie Rose Keeler de 36 años, según señaló Daily Mail, tuvo problemas para revelar su identidad de género por temor a lo que le digan sus padres, por lo que empezó a trabajar como entrenador personal.

PUEDES VER: Pastor evangélico desafía el coronavirus y afirma que el temor se debe a los “espíritus demoníacos”

Pero, y al cabo de un tiempo, se gastó 110 000 dólares en una cirugía para reasignación de sexo. El citado medio indicó que Allie se sintió diferente desde los cuatro años y cuando tenía 14 afirmó que era transexual.

En el 2018, Allie escribió su testimonio en un portal estadounidense, donde aseguró que creció en un ambiente familiar conservador. Ella también contó que sintió la necesidad de esconder quién era, por lo que intentó lucir un aspecto más voluminoso y se inyectó testosterona.

“Durante más de 20 años, hice todo lo posible para expresar mis sentimientos con respecto a mi identidad de género”, manifestó en su cuenta de Instagram.

PUEDES VER: Coronavirus: mujer se resiste a las autoridades y toma sol porque quiere estar “bronceada" [VIDEO]

No obstante, en el 2017 empezó con una terapia hormonal y al sometimiento de tres cirugías sumado a 15 sesiones de depilación. Ella tomó la decisión cuando su madre sobrevivió a un ataque cardíaco y se dio cuenta de que la vida era “muy corta”.

Actualmente sigue cumpliendo sus funciones de entrenadora personal y se siente con más calma. “Me he sentido completa en mi propio cuerpo por primera vez y finalmente estoy comenzando a concentrarme en objetivos no relacionados con la transición”, aseguró.