España se aísla para detener la epidemia

Drástico. Se restringe desplazamiento de ciudadanos. Policía y Ejército deben asegurar cumplimiento de la medida. Esposa de jefe de Gobierno está infectada.

Desolación. Centros comerciales y calles de Madrid están casi paralizados. (Foto: AFP)
Desolación. Centros comerciales y calles de Madrid están casi paralizados. (Foto: AFP)

AFP

España siguió los pasos de Italia e impuso el confinamiento casi total de sus ciudadanos al aplicar el estado de alarma en el país, donde en una semana se multiplicaron por diez los casos de coronavirus hasta más de 5.700 personas infectadas.

“Las medidas que vamos a adoptar son drásticas y van a tener desgraciadamente consecuencias”, pero “no nos va a temblar la mano para ganar al virus”, advirtió el jefe de Gobierno Pedro Sánchez tras un consejo de ministros extraordinario de más de siete horas y con sus participantes guardando las distancias entre ellos.

PUEDES VER [EN DIRECTO] Coronavirus en España a última hora: se duplica la cifra de muertos por COVID-19 y Gobierno declara estado de alarma

Desde este sábado, los españoles tendrán prohibido circular por la calle excepto para ir o volver del trabajo, hacer la compra indispensable, asistir a mayores, niños o dependientes, pasear animales domésticos, sacar dinero y acudir a diferentes centros sanitarios.

"Esta circulación habrá de realizarse individualmente, salvo en las personas con dificultad de movilidad", indicó el primer mandatario.

Las fuerzas policiales e incluso el ejército se movilizarán para asegurar el cumplimiento de estas restricciones.

También dota a su ejecutivo de control sobre todo el territorio, pasando por encima de los gobiernos regionales, y de capacidad para intervenir bienes privados para asegurar el abastecimiento de la población.

PUEDES VER Gobierno de España difunde medidas urgentes para hacer frente a crisis por coronavirus

Europa reacciona

En Francia, el Gobierno decretó el cierre de todos los locales públicos “no esenciales”, como bares, restaurantes y cines, y se aumentó el nivel de alerta de la epidemia a fase 3.

El Gobierno británico, por su parte, se dispone a ampliar sus medidas de combate, según medios de prensa, ante la imparable progresión de la crisis sanitaria en sus vecinos europeos.

Rusia decidió cerrar el domingo sus fronteras terrestres a los extranjeros y Noruega anunció el cierre de puertos y aeropuertos.

Italia sufre un fin de semana con su población confinada dentro de sus domicilios.

PUEDES VER Desde balcones y terrazas en España aplauden a médicos por atender casos de coronavirus [VIDEOS]

Reacciones

Esther Rebollo, jefa EFE

Confinación general en #España, se prohíben los movimientos de personas (excepto para comprar alimentos y poco más), todo cerrado. Gobierno central toma el control de todo el Estado. Aquí lo llaman #EstadoDeAlarma, en otro país sería #EstadoDeExcepción.

Importante

Contagiada. Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez, dio positivo por coronavirus en un análisis, anunció la oficina del mandatario.

Limitados. 73 países han impuesto restricciones o algún tipo de control adicional a los viajes de ciudadanos provenientes de España, según Cancillería de ese país.

PUEDES VER Italia combatirá al coronavirus reclutando médicos de Cuba, China y Venezuela

Positivos resultados tras drástica cuarentena

China, país origen de la pandemia, con más de 3.000 muertos, registra en cambio cifras diarias bajísimas de contagio y fallecimientos. Este sábado solo hubo 11 infectados.

El presidente Xi Jinping afirmó que la epidemia está “prácticamente frenada” en el país, pero las autoridades sanitarias permanecen en alerta ante la llegada de viajeros infectados, sobre todo de Irán, Corea del Sur, Italia y Estados Unidos.

Las autoridades chinas anunciaron ayer que suprimían algunas restricciones en los desplazamientos en la provincia de Hubei (centro), epicentro de la epidemia de coronavirus, y levantaron el confinamiento en varios barrios y pueblos.

PUEDES VER Coronavirus EN VIVO: Con más de 150.000 infectados, el mundo se encierra para frenar pandemia

Casi todo el territorio provincial, en cuya capital Wuhan fue detectado en diciembre el nuevo coronavirus, fue aislado a finales de enero para contener la propagación de la enfermedad.

Más de 50 millones de habitantes se vieron bloqueados. En las ciudades, la población solo podía salir de sus complejos residenciales para ir a comprar. Los pueblos estaban recluidos.