CTS - Promulgan ley que autoriza a disponer libremente del 100% de los fondos

Bebé de ocho meses come fruta de ligustrina y queda en estado de coma [FOTO]

Los médicos hacen lo posible para que el menor no entre en muerte cerebral. El trágico accidente ocurrió en la vivienda de la familia en Argentina.

El infortunio ocurrió cuando el pequeño jugaba con su hermano mayor. Foto: El Territorio
El infortunio ocurrió cuando el pequeño jugaba con su hermano mayor. Foto: El Territorio
Mundo LR

Un bebé de apenas 8 meses terminó en coma luego de ingerir el fruto de ligustrina, cuando jugaba con su hermano mayor en su casa ubicada en la localidad de Santa Lucía, Argentina. El pequeño continua en estado de observación permanente en el centro médico, informó El Territorio.

El lamentable hecho sucedió el domingo pasado en el barrio Posadas y este jueves se encuentra internado en el hospital en estado de coma. De acuerdo a los especialistas, el bebé no tiene muchas posibilidades de recuperarse.

PUEDES VER Indignación por video de policía golpeando a niño con discapacidad

En una entrevista con El Territorio, el padre de la víctima dijo: “Los médicos están haciendo todo lo científicamente posible, pero no tienen muchas esperanzas, ahora lo importante inclusive es que no entre en muerte cerebral”, manifestó Freddy Villalba.

Según cuenta su padre, Mateo jugaba con su hermano mayor en su vivienda, cuando sucedió la desgracia. “Se tragó la fruta del ligustrina y no entró por la garganta, se fue directamente a las vías respiratorias”, contó al medio local.

“Al cabo de una hora, Mateo estuvo sin respirar, intentamos reanimarlo, pero tuvimos que llevarlo al Centro de Atención Primaria de la Salud (Caps) de Itaembé Miní”, agregó Villalba.

PUEDES VER “El coronavirus es un castigo por alejarse de Dios”, asegura pastor [FOTOS]

El progenitor del bebé señaló que el médico de guardia Enzo del Prado realizó todo lo que pudo y uso todo lo que tenía a la mano, pero le faltaba algunos equipos necesarios para afrontar esta circunstancia. “No dejó de practicarle reanimación desde que llegamos al hospital de Pediatría Fernando Barreyro”.

Luego el pequeño fue llevado en ambulancia al nosocomio de niños del Parque de la Salud, donde sufrió dos paros cardiorrespiratorios. “No se le pudo sacar la fruta, porque terminó en uno de los pulmones, ahora es casi un milagro según nos dijeron los médicos”, detalló el padre.