Dólar en Perú - Tipo de cambio dejó de caer y cerró la semana en S/ 3,9320 Pedro Castillo - Últimas noticias relacionadas al presidente de la República

Adolescente murió ahogado porque “quería ocultarle a sus amigos que no sabía nadar”

Louisa Baldwin, madre del joven fallecido, manifiesta que su hijo era víctima de bullying por parte de otros muchachos. El hecho ocurrió en Nueva Zelanda.

Río Whanganui, en Nueva Zelanda, donde ocurrió la tragedia. Fuente: Google Maps.
Río Whanganui, en Nueva Zelanda, donde ocurrió la tragedia. Fuente: Google Maps.
Mundo LR

Un adolescente de Nueva Zelanda falleció ahogado mientras intentaba nadar en un río, algo que, de acuerdo con su madre, Louisa Baldwin, hizo porque estaba avergonzado de decirle a sus amigos que no sabía nadar. La señora relata que su hijo era víctima de bullying.

El hecho se registró el 20 de febrero último. Chase, de 14 años, salió a nadar con un amigo al río Whanganui de Nueva Zelanda. A la 1:00 p. m. (hora local) del día siguiente, efectivos policiales de la zona encontraron el cuerpo sin vida del adolescente en las aguas del mencionado río.

PUEDES VER Condenan a cadena perpetua a hombre que le cortó los labios con un alicate a un niño

“Creo firmemente que la presión social, o bullying, es la razón. Él no quería que sus compañeros digan: 'Miren él es tonto, porque ni siquiera sabe nadar’”, señaló Louisa Baldwin al diario New Zealand Herald.

La progenitora también dijo que su hijo solía ver a sus compañeros zambullirse en el río. “Creo que él estaba avergonzado de dejar que otros supieran que no sabía nadar. A él le apenaba no entrar al agua en muchas ocasiones”, relató.

PUEDES VER Niño fue llevado al hospital en helicóptero tras presunta agresión de su profesor [VIDEO]

“Se preocupaba por lo que otros pensaban de él, como lo hace cualquiera, y era sujeto a bullying como muchos otros lo son”, añadió Baldwin.

La madre también comenta que a su hijo se le ofrecieron lecciones de natación en la escuela, pero que él usualmente “buscaba razones” para no asistir a ellas, pues tenía inseguridades sobre su habilidad para nadar. Baldwin pide que las escuelas de Nueva Zelanda ofrezcan clases obligatorias de dicha disciplina para evitar tragedias como esta.