Pidió a los policías que lo maten porque su dolor de muelas lo desesperaba

Meysam Kordi, de 32 años, buscaba asilo en el Reino Unido. Fuente: Cavendish Press.

Meysam Kordi, quien buscaba asilo en el Reino Unido, también fingió llevar puesto un chaleco explosivo, lo que obligó a acordonar las zonas aledañas.

Mundo LR
16 Feb 2020 | 21:13 h

Un hombre de Irán que buscaba asilo en el Reino Unido fingió llevar puesto un chaleco explosivo y pidió a los policías que se presentaron al lugar que lo mataran. Según afirma su defensa, estaba desesperado por recibir atención médica para su dolor de muela.

El incidente se registró el 19 de enero pasado. Meysam Kordi, de 32 años, quien residía en el Gran Manchester, llamó a las fuerzas del orden para avisar, con ayuda de un intérprete, que llevaba puesto un chaleco con explosivos, aunque no quería lastimar a nadie.

PUEDES VER Mujer que fue desahuciada vence el cáncer y se prepara para subir el Everest

Un grupo de oficiales se trasladó hasta el departamento del hombre, acordonaron la zona y evacuaron los negocios del lugar. Rodeado por los agentes, el individuo dijo haber intentado quitarse la vida anteriormente y traer tres kilogramos de dinamita en su prenda.

Según el fiscal Duncan Wilcock, el acusado se quejó de que se le había negado el acceso a la atención médica gratuita, e imploró a los efectivos que acabaran con su vida.

Luego de una negociación, el individuo salió de su vivienda y se quitó el chaleco, el cual fue revisado por expertos en desactivación de bombas, quienes comprobaron que era falso, de acuerdo con el diario Daily Mail del Reino Unido.

PUEDES VER Cuidador de autos mata a joven de 20 años que no quiso pagar por el estacionamiento [VIDEO]

Durante el juicio, el abogado de Kordi señaló que su cliente sentía desesperación por los dolores de muela que sufrió por seis meses, debiendo realizar trámites para ver a un dentista, lo cual ocurrió posteriormente. El hombre, indica el letrado, también experimentó frustración por el proceso de asilo.

La jueza Bernadette Baxter manifestó que nada de eso justificaba el acto de Kordi, que causó pérdidas económicas a la comunidad, y lo condenó a un año de cárcel por el hecho ocurrido en Manchester, Reino Unido.

Video Recomendado

Lazy loaded component