La OCU alerta sobre tres populares pintalabios que contienen compuestos químicos dañinos

La Organización de Consumidores y Usuarios menciona que 3 de las nueve marcas analizadas en un estudio contienen impurezas derivadas del aceite mineral de petróleo en niveles superiores a los recomendados para la salud.

La OCU no recomienda el uso de 3 de las nueve marcas analizadas por la presencia de los compuestos químicos denominados MOSH y MOAH.
La OCU no recomienda el uso de 3 de las nueve marcas analizadas por la presencia de los compuestos químicos denominados MOSH y MOAH.
Mundo LR

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado, en colaboración con asociaciones de Bélgica, Francia, Italia y Portugal, un estudio sobre pintalabios. La principal conclusión de dicha investigación es que no recomienda el uso de 3 de las nueve marcas analizadas por la presencia de los compuestos químicos denominados MOSH y MOAH, sustancias que aparecen como impurezas en el proceso de fabricación de distintos aceites minerales derivados del petróleo.

El foco del mundo de la belleza está hoy en MAC, en Kiko Milano y en Too Faced. Esto ha llevado a que muchos consumidores se cuestionen si seguir o no usando estos productos y a que las marcas se vean forzadas a responder.

PUEDES VER: Pangolín: el animal que podría causar expansión del coronavirus, según científicos [FOTOS]

Los MOSH (Mineral Oil Saturated Hydrocarbons) y los POSH (Polyolefin Oligomeric Saturated Hydrocarbons, muy similares a los MOSH y que se analizan de forma conjunta) pueden tener efectos perjudiciales en la salud. Aunque no hay normativa de seguridad en productos cosméticos, una recomendación de la asociación europea de fabricantes recomienda que no supere el 5% del total de hidrocarburos saturados.

En cuanto a los MOAH (Mineral Oil Aromatic Hydrocarbons), están considerados carcinógenos (un agente con la capacidad de causar cáncer en humanos) y por ello están prohibidos en alimentos por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) pero no hay restricciones en los cosméticos, a pesar de que es fácil ingerir restos de producto en el caso de pintalabios y protectores labiales.

En su estudio, la OCU ha analizado la presencia de estas sustancias en 9 barras de labios vendidas en el mercado español, en perfumerías y grandes superficies. Los resultados señalan que hay tres productos que contienen MOAH, y en algunos casos también MOSH y POSH en dosis más altas de las que considera admisibles.

La OCU ha analizado la presencia de estas sustancias en 9 barras de labios vendidas en el mercado español. Los resultados señalan que hay tres productos que contienen MOAH, y en algunos casos también MOSH y POSH en dosis más altas de las que considera admisibles.

Las tres barras de labios

Se trata de los pintalabios KIKOiD Velvet Passion Matte Lipstick nº 05, MAC Retro Matte Lipstick nº 707 y TOO FACED Peach Kiss Stop Traffic en su versión rojo mate, señalando que los resultados solo se pueden aplicar al producto indicado y no a la línea, pues la composición puede variar en función del color utilizado.

La OCU ha pedido de forma reiterada a las autoridades y la industria que fije unos límites máximos que garanticen la seguridad de los usuarios.

PUEDES VER: El envejecimiento inicia a partir de los 25 años: “Somos jóvenes por poco tiempo”

Discrepancias entre la OCU y Stanpa sobre los compuestos químicos

La OCU denuncia que no hay legislación estricta al respecto de la presencia de hidrocarburos saturados (MOSH) en productos cosméticos y, acogiéndose a lo que dictan otras organizaciones de consumidores europeas, plantea que debe establecerse un límite razonable de seguridad. Sin embargo, según defiende la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, Stanpa citando a un artículo científico elaborado por investigadores de diferentes universidades del mundo y publicado por la revista Science Direct en 2017, no hay evidencias de que se absorban por la piel. “El uso cosmético de aceites minerales y ceras no presenta un riesgo para los consumidores debido a la falta de exposición sistémica”, revelan las conclusiones de la investigación.

Para Stanpa, la normativa que regula los aceites minerales define unas condiciones estrictas que garantizan que su uso es seguro en productos cosméticos. “La regulación europea permite asegurar que las posibles trazas de MOAH que pudiesen estar presentes en el producto después de su purificación sean totalmente seguras para los consumidores”, indican.

“La regulación europea permite asegurar que las posibles trazas de MOAH que pudiesen estar presentes en el producto después de su purificación sean totalmente seguras para los consumidores”. Imagen referencial.