¿Quién fue Jhon Jairo Velásquez, alias ‘Popeye’, el jefe de los sicarios de Pablo Escobar? [FOTOS y VIDEO]

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

06 Feb 2020 | 19:54 h
Jhon Jairo Velásquez, alias 'Popeye', de autodenominó como el sicario de confianza de Pablo Escobar Gaviria.

'Popeye’ fue uno de los hombres más temidos del Cártel de Medellín y la persona de confianza de Pablo Escobar. Descubre quién era, a cuántas personas asesinó y otros momentos de su vida.

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias ‘Popeye’, murió en la madrugada del jueves 6 de febrero y se caracterizó por vivir siempre al límite. Sobre todo desde que se alineó al Cártel de Medellín y, en especial, a su jefe Pablo Escobar.

En sus declaraciones públicas, ‘Popeye’ no tuvo reparos en revelar algunos de los secretos mejor guardados de la vida y obra de su 'Patrón’, pero con un un tono de lealtad de alguien a quien extraña a su amigo.

PUEDES VER: ‘Popeye’ sobre Ricardo Gareca: “Siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar” [VIDEO]

En la década de 1980 inició su vínculo con el Cártel de Medellín. Poco a poco se ganó la confianza y respeto del jefe, Pablo Emilio Escobar Gaviria, y con ello fue escalando en el organigrama. Tanta fue la confianza que el mismo Escobar le encomendó algunos de sus planes más crudos contra sus enemigos y el Estado, así como le abrió la puerta a su lado más íntimo: secretos, relaciones, consejos.

En esta nota entérate quién fue el hombre de confianza del capo de la mafia colombiana y que nunca demostró arrepentimiento por sus crímenes.

¿Por qué Jhon Jairo Velásquez usó el nombre ‘Popeye’?

Jhon Jairo Velásquez, antioqueño de nacimiento, cumplió servicio militar para las Fuerzas Armadas de Colombia. Fue ahí que inició su relación y adiestramiento con las armas, 'virtud’ que años después utilizaría para el crimen.

Fue durante sus años en el Ejército colombiano que ganó el apodo de 'Popeye’, que lo marcó de por vida. De joven, sus compañeros lo denominaron así debido a su parecido con el famoso personaje de caricaturas.

“Yo era más feo que ahora. Tenía la mordida en contrario y por eso me decían Popeye”, reveló alguna vez ante la prensa. Años más tarde, descontento de su aspecto físico, se sometió a varias operaciones al rostro para perfilar sus pómulos y su nariz.

Pablo Escobar y Jhon Jairo Velásquez.

¿A qué edad murió Jhon Jairo Velásquez, alias ‘Popeye’?

Jhon Jairo Velásquez Vásquez murió a los 57 años de edad internado en un hospital, en el que seguía siendo recluso. Pese a que fue liberado en 2014, tras cumplir 25 años de cárcel por los delitos de terrorismo, narcotráfico y homicidios, volvió a las rejas en mayo del 2018 acusado de extorsión y asociación ilícita para delinquir.

El 31 de diciembre último fue internado en el Instituto Nacional de Cancerología de Bogotá, de donde no salió más.

¿De qué murió Jhon Jairo Velásquez?

Alias 'Popeye’ murió producto de un cáncer de estómago en estado avanzado, según lo informado por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

¿Cómo se llama la esposa de Jhon Jairo Velásquez?

La muerte de alias ‘Popeye’ dejó mucha intriga en Colombia y el resto de América Latina por conocer un poco de su vida íntima. Dentro de esta figura están las relaciones amorosas que involucraron al lugarteniente de Pablo Escobar.

Lo cierto es que Jhon Jairo Velásquez se rodeó de algunas de las mujeres más hermosas del país cafetero. Pero por lo volátil y riesgoso de su ritmo de vida, nunca pudo formalizar con ninguna, ni casarse o formar una familia.

No obstante, hubo una mujer que le hizo mover el piso y el planeta entero a ‘Popeye’. Fue Wendy Chavarriaga Gil, nada menos que una de las exparejas de su patrón.

Ella era una modelo exhuberante y hermosa -alguna vez dijo que sus piernas “parecían salirle de la nuca"- que se vinculó con Pablo Escobar al punto de ser prácticamente su segunda mujer. Sin embargo, él terminó su relación cuando Wendy quebrantó una de sus principales reglas: no quedar embarazada.

“Ella quedó embarazada por plata, pero el patroncito no quiso saber nada y le mandó a dos ‘pelaos’ y al veterinario para que le sacaran el bebe”, dijo Jhon Jairo Velásquez cuando se le consultó por ella.

Wendy Chavarriaga, expareja de Pablo Escobar y mujer quien enamoró a 'Popeye'.

Tiempo después, Jhon Jairo y Wendy se encuentran en una discoteca de Medellín y compartieron de todo: tragos, bailes y la intimidad. Aquel día, el duro sicario se enamoró por completo de ella; sin embargo, sentía que tenía que decírselo a Escobar y así fue.

El Patrón reaccionó con normalidad, pero lejos de escandalizarse sospechó de las intenciones de la chica. “Hace el amor muy bueno, Pope… pero déjeme que le diga que usted no es un hombre para Wendy: ella es para capos. Tenga cuidado, ahí hay algo raro”, le aconsejó con franqueza.

Haciendo caso a su intuición, Pablo Escobar mandó a investigar a Wendy Chavarriaga, y tras intervenir su teléfono descubrió que ella intentaba usar a ‘Popeye’ para que la Policía llegue al narcotraficante y vengarse por obligarla a abortar. Inmediatamente, Escobar puso al tanto de la situación a Velásquez y le indicó matarla.

“Entendí que tenía que matarla. Él me trataba con cariño, pero era el patrón de patrones. Las órdenes no se discutían. Yo la quería con toda mi alma, pero me sentí usado. Ella me enamoró para vengarse de Pablo. Me estaba utilizando para llegar a él. Cuando Pablo me muestra las pruebas y me dice “¿Qué hacemos?”, yo era un hombre de causa. Y sabía que me mataban a ella o a mí. Y preferí que fuera ella", dijo Popeye al medio Infobae, sin estremecerse un pelo.

Luego continuó con su relato, como una expiación necesaria pero con la frialdad que lo caracterizaba: “Concerté una cita con ella en uno de los restaurantes de moda. Y mandé dos de mis hombres, porque yo estaba enamorado y no quería ser quien la matara. Me paré a media cuadra. No existían los celulares y llamé por teléfono al restaurante. Mis muchachos tenían la orden de actuar cuando el camarero preguntara en voz alta por la señorita Wendy. Oí sus tacones aproximándose al bar, y luego los tiros y su grito. Quería oírla morir, porque yo me sentí pequeño, usado, idiota. (...) Más tarde la vi en el charco de sangre y sentí un cosa brutal de rabia, amor, tristeza y odio. Como si me saliera de dentro un espíritu maligno. Nunca he vuelto a sentir nada igual. Usted no sabe lo que es matar a una persona a la cual se adora. Pero Wendy había traicionado a mi Dios que era Pablo Escobar Gaviria".

Lazy loaded component

¿A cuantas personas asesinó Jhon Jairo Velásquez en su vida?

Jhon Jairo Velásquez es sindicado por la Policía y la Fiscalía de Colombia como responsable y partícipe de, por lo menos, 3 mil crímenes a lo largo de su vida. Por años, alias Popeye, contribuyó en la autoría intelectual e indirecta de decenas de atentados contra sus enemigos, teniendo en medio a al país entero.

Sin embargo, también hubo ocasiones en que Velásquez ultimó gente, por indicación de Pablo Escobar. De acuerdo a lo que en reiteradas oportunidades declaró ante la prensa, la suma de personas ultimadas rondaría las 250.

¿Cómo murió el periodista Guillermo Cano, una de las víctimas de ‘Popeye’?

Guillermo Cano fue el director del diario ‘El Espectador’, uno de los medios que más le hizo frente al narcotráfico durante la década de 1980. El hombre de prensa fue asesinado en diciembre de 1986 y su muerte está asociada a Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye.

La Fiscalía colombiana indicó que “hay indicios que darían cuenta de su participación en una reunión en la que los cabecillas del cartel de Medellín, entre ellos Pablo Escobar, concertaron atentar contra Guillermo Cano Isaza por sus publicaciones contra la organización narcotraficante y definieron la forma y quiénes ejecutarían el crimen”.

La muerte del jefe de ‘El Espectador’ se dio el 17 de diciembre de 1986, cuando unos sicarios en moto le dispararon cinco veces al vehículo que conducía. Eran aproximadamente las 7 de la noche, víctima viajaba desde el periódico hacia su casa, después de terminar su jornada de trabajo.

Guillermo Cano Isaza.

El periodista y excompañero de Guillermo Cano, Daniel Coronell, escribió para la revista Semana cómo fueron las últimas horas del hombre de prensa antes de ser cruelmente asesinado. "Ese 17 de diciembre, a la hora del almuerzo, don Guillermo Cano escarbó en sus bolsillos, revisó cada cajón del escritorio. Buscaba las llaves del carro porque quería ir a su casa a almorzar. No las encontró y, con su timidez de siempre, pidió que un carro del periódico lo llevara. Los sicarios lo esperaban afuera, pero como iba en un carro distinto pensaron que podía ser otro y después de seguirlo por unas cuadras lo dejaron ir. Pasó plácidamente esas últimas horas en su hogar, volvió al periódico y poco después de cerrar edición a las 7:15 de la noche, agarró las esquivas llaves del Subaru y salió a encontrar la muerte”.

Video Recomendado

Lazy loaded component