Mujer logra salvarse gracias a que sus dos perritas detectaron su cáncer de mama

Linda Munkley, procedente del Reino Unido, comenzó a revisar el estado de sus senos luego que sus mascotas empezaran a olfatearle y cabecearla en esa zona.

Linda Munkley, de 65 años, con sus mascotas Bea y Enya. Fuente: Wales Online.
Linda Munkley, de 65 años, con sus mascotas Bea y Enya. Fuente: Wales Online.
Mundo LR

Una mujer de Gales (Reino Unido) asegura que sus dos perritas le salvaron la vida al ayudarle a detectar a tiempo el cáncer de mama que tenía.

Linda Munkley, de 65 años, vive con cuatro perros de raza Pastor Alemán, entre ellos Bea, de cinco años, y su hija Enya, de tres. Un día, la mujer estaba en el sofá cuando Bea comenzó a olfatearla y cabecearla en la zona de los pechos. Si bien le pareció inusual, no le tomó mucha atención al principio.

PUEDES VER Perros y gatos son arrojados desde lo alto de los edificios por temor al contagio del coronavirus [VIDEO]

Sin embargo, los días pasaban y el animal insistía en su conducta, por lo que la señora comenzó a revisar sus senos para descartar anomalías. “Pasaron ocho semanas del mismo comportamiento de Bea cabeceándome en el pecho y oliendo esa área específica hasta que un día sentí un bulto en uno de mis senos”, contó al portal Wales Online del Reino Unido.

La mujer acudió al hospital, donde se le confirmó que tenía un cáncer de mama que crecía rápidamente. Luego del diagnóstico, Enya comenzó a exhibir la misma conducta que su madre.

Munkley recibió varias sesiones de quimioterapia, y después de la tercera sus mascotas dejaron de comportarse como lo venían haciendo. Tras meses de tratamiento, que incluyeron una operación para remover el tumor, un análisis reveló que la quimioterapia había matado las células cancerosas.

PUEDES VER “Este cachorro está drogado”: denuncian a tienda de mascotas por dar sedantes a los perros [VIDEO]

Los doctores atribuyeron la recuperación de la señora a la detección temprana de su problema, que ella agradece a sus dos animales. Jordi Colas, un veterinario del lugar, señala que el avanzado sentido del olfato de los canes ha llevado a que algunos sean entrenados para el pronto diagnóstico de males como el cáncer.

“Lo que ellas han hecho es simplemente asombroso, realmente han salvado mi vida”, afirma la orgullosa dueña de ambas perritas, residente del Reino Unido.