Lazy loaded image

Argentina refuerza relaciones con Israel e incrementa agenda política para gira en Europa

En Israel, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, expresó su preocupación y deseo de que acompañen el pedido de su país por la deuda externa.

Mundo LR
26 Ene 2020 | 4:33 h

Durante su instancia en Israel, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, evitó toda polémica o profundizar sobre temas sensibles, y solo tuvo dos reuniones bilaterales formales con las autoridades anfitrionas: el presidente israelí, Reuven Rivlin y el primer ministro de ese país, Benjamín Netanyahu.

El jefe de Estado realizó su primer viaje oficial el martes 21 de enero al país de Medio Oriente, en la marco de la conmemoración del 75 aniversario del Holocausto, una ocasión en la que mantuvo un perfil bajo.

PUEDES VER Cristina Fernández asumirá Presidencia de Argentina por viaje de mandatario

A diferencia de otros presidentes argentinos, no usó este viaje para presentarse al amplio espectro de líderes extranjeros con el fin de renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sino a expresar su “preocupación y el deseo de que acompañen el pedido de Argentina” por la deuda externa.

Explicó que Argentina es un país, cuyo gobierno anterior la dejó virtualmente en default, con una recesión tremenda, una pobreza muy alta por lo que necesita recomponerse social y económicamente, exportar y conseguir dólares, para a partir de allí ver la manera de poder cumplir las obligaciones. “Para eso hay que ponerse de acuerdo con los acreedores y con el FMI”, advirtió.

La visita fue una carta de presentación sutil en medio de una negociación financiera internacional delicada que definirá gran parte de su capacidad de gestión en los próximos cuatro años.

A su vez, este viaje le permitió engrosar una lista de reuniones con jefes de gobierno y Estado en la gira europea que comenzará el viernes 31 de enero de 2020 con el papa Francisco en el Vaticano y continuará por Roma, Madrid y París.

Por ello, dialogó brevemente con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence; con el presidente de Francia, Emmanuel Macron; con los mandatarios de Rusia, Vladimir Putin, y de Italia, Sergio Mattarella; así como con el rey Felipe de España y el monarca Guillermo de Países Bajos.

Fernández aseguró que la muerte del fiscal Alberto Nisman no fue un tema de discusión en ninguna de las dos reuniones. Y, fuentes de su comitiva dijeron lo mismo sobre el Memorandum con Irán, dos temas sensibles en la relación entre el gobierno israelí e importantes sectores de la alianza que llevó al presidente al poder en las elecciones de octubre pasado.

El primer ministro de Israel felicitó públicamente al presidente argentino por su “lucha en pos de la verdad en el esclarecimiento” de la voladura a la AMIA y su decisión de mantener al partido-milicia libanés Hezbollah en la lista de organizaciones terroristas, como pidieron con especial fuerza en América latina Israel y Estados Unidos en las últimas semanas.

Por su parte, Fernández no tocó el tema cuando se presentó con la autoridad israelí ante la prensa sino que, por el contrario, se concentró en los temas y antecedentes que unen a los dos países y a los dos gobiernos.

El mandatario regresó a Buenos Aires con una renovada buena relación con Israel y una gira europea con una agenda cargada y mucho más política que la que mantuvo en Jerusalén.

Video Recomendado

Lazy loaded component