Estudio revela la razón por la cual el estrés produce canas

La Universidad de Harvard realizó una investigación que vincula directamente las preocupaciones cotidianas con la aparición de canas, aún en personas jóvenes.

La Republica
Las canas sí pueden ser producidas por el estrés.
Mundo LR

Las canas son usualmente asociadas a la edad de las personas, pero cuando notamos que aparecen en jóvenes, algunas versiones sostienen que es debido al estrés. Pues quienes afirmaban esto tienen razón, ya que así lo ha confirmado un reciente estudio de la Universidad de Harvard.

La prestigiosa casa de estudios de los Estados Unidos relacionó las canas con el sistema nervioso y las células madre, y explicó científicamente la razón por la cual el estrés puede desencadenar el cambio de color en el cabello de las personas.

PUEDES VER De las canchas a las aulas: Samuel Eto’o estudiará en Harvard

Ya-Chieh Hsu, profesora de células madre y biología regenerativa en la Universidad de Harvard, junto a un grupo de colegas, descubrieron la razón biológica por la cual el estrés elimina el pigmento del cabello: Se debe a que el estrés activa los nervios que son parte de la respuesta de lucha o huida, lo que a su vez causa daño permanente a las células madre, regeneradoras de pigmento en los folículos capilares.

Los nervios simpáticos se ramifican en los folículos pilosos de la piel y, ante una situación de estrés, liberan norepinefrina, que es absorbida por las células madre regeneradoras de pigmentos. La función de estas es transformarse en nuevas células productoras de pigmento cuando el pelo se regenera. Podría creerse que, si aparecen canas, lo que se produce es un bloqueo de estas, pero en realidad se da la situación contraria, pues aparece una sobre estimulación, por la cual aumenta la producción de pigmento. El resultado es un agotamiento rápido de las reservas del mismo y la aparición de las canas.

“Todos tienen una anécdota que compartir sobre cómo el estrés afecta su cuerpo, particularmente en su piel y cabello, los únicos tejidos que podemos ver desde afuera. Queríamos entender si esta conexión era verdadera y, de ser así, cómo el estrés conduce a cambios en diversos tejidos. Para empezar, la pigmentación del cabello es un sistema accesible y manejable. Además, teníamos mucha curiosidad por ver si el estrés en realidad conduce al envejecimiento del cabello” dijo Ya-Chieh Hsu.

PUEDES VER ¿Adiós a las canas?: investigadores descubren pastillas que podrían eliminarlas

La profesora sostuvo además que el estudio ayudó a "comprender cómo cambian nuestros tejidos bajo estrés es el primer paso crítico hacia un tratamiento eventual que pueda detener o revertir el impacto perjudicial del estrés. Todavía tenemos mucho que aprender en esta área".

Los investigadores indujeron químicamente el estrés en ratones al inyectarles un compuesto llamado resiniferatoxina, que aumentó los niveles de la hormona del estrés de los animales. Fue entonces cuando Hsu recurrió al sistema nervioso simpático y descubrió que podía causar daños permanentes a una población de células responsables de teñir el cabello.

“Nos sorprendió mucho”, sostuvo. “El sistema nervioso simpático habría sido el último sistema en el que pensamos. Sabemos que se activa bajo estrés, pero normalmente se piensa como un sistema de emergencia, para respuestas de lucha o huida que son al menos transitorias y reversibles una vez que la amenaza ha desaparecido. Pero aquí, descubrimos que el sistema nervioso simpático puede agotar permanentemente una población completa de células madre”, añadió Hsu.