Los delitos más sanguinarios de Popeye, el sicario de Pablo Escobar, en nombre del Cártel de Medellín

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

19 Ene 2020 | 15:28 h
'Popeye’ fue acusado de 300 asesinatos ordenados por Pablo Escobar, cuando formaba parte del Cártel de Medellín. (Foto:Pulzo)

Popeye, el hombre de confianza del capo colombiano, se debate entre la vida y la muerte por un cáncer terminal. Asesinatos y otros crímenes figuran en su historial de sangre.

John Jairo Velásquez Vásquez, más conocido como Popeye, es el último sicario vivo de los que trabajaban para el narcotraficante colombiano Pablo Escobar. Bajo sus órdenes cometió más de 3000 crímenes, desde extorsiones hasta secuestros y asesinatos a sangre fría.

En una entrevista al diario La Nación, Popeye confesó que llegó a matar a alrededor de 250 personas. Bajo las órdenes de “El Patrón”, contribuyó al poderío del temible Cartel de Medellín.

PUEDES VER: Popeye, sicario de Pablo Escobar, padece un cáncer incurable

John Jairo ha estado cumpliendo condena, incluso antes de la muerte de Escobar en 1993, por delitos de terrorismo, narcotráfico y asesinato.

Coordinó asesinatos a figuras ilustres de Colombia

Como jefe de sicarios del Cartel de Medellín, “Popeye” tuvo participaciones cruciales en la ejecución de magnicidios que remecieron a toda Colombia.

Luis Carlos Galán

El político Luis Carlos Galán era el favorito para ganar las elecciones presidenciales de Colombia. Era un acérrimo opositor de Escobar, y amenazó a extraditar a todos los narcos colombianos. Sicarios contratados por Popeye asesinaron a Galán en 1989, mientras se alistaba para dar un discurso en la plaza pública de Soacha.

Portada del diario El Espectador tras el asesinato de su director, Guillermo Cano.

Guillermo Cano Isaza, director del diario El Espectador, fue uno de los periodistas más valientes de los años 80. Desde las editoriales de su periódico, Cano denunciaba públicamente las actividades criminales de Pablo Escobar, que hasta ese entonces solo era conocido como un exitoso empresario de Medellín.

El periodista fue acribillado en la puerta del su diario. Un grupo de sicarios comandados por Popeye se acercaron a su vehículo y le dispararon ocho veces con una ametralladora.

Mató a su novia por el Cartel

La novia de Popeye, Wendy Chavarriaga, era una informante del bloque de búsqueda de la DEA. El sicario tuvo que asesinarla porque las órdenes del patrón eran sagradas. “Es uno de los episodios más dolorosos de mi vida. Usted no sabe lo que es matar a una persona a la cual uno adora”, relató.

También le ordenaron matar a Quico Moncada, su mejor amigo. “Yo esposé a Quico y lo bajé al sótano. Él era muy varón y lo único que me dijo era que si podía leerle algunos salmos de la Biblia antes de disparar. Conseguí la Biblia y le leí todo lo que me pidió y después de eso le metí un tiro”, expresó Popeye.

En el documental “Countdown to Death: Pablo Escobar", agregó que mató a una madre embarazada y su bebé en brazos, porque era acusada de colaborar con la Policía en contra del Cartel.

“Nosotros llamamos a la señora. Ella sale a una estación de gasolina, la señora nos sale ahí, y ahí la matamos. Y como un acto de humanidad le disparamos al bebé, para que no quedara huérfano. Fue una cosa fuerte”, cuenta “Popeye”.