Irán clama venganza en el funeral de Qasem Soleimani

Agencia EFE

@larepublica_pe

Multitud doliente. Cientos de miles asistieron a los funerales del general Qasem Soleimani, asesinado la semana pasada.
Multitud doliente. Cientos de miles asistieron a los funerales del general Qasem Soleimani, asesinado la semana pasada.

Luto nacional. Una multitud acompañó los restos del general iraní que fue velado en una plaza principal de Teherán y elevado a la categoría de mártir nacional.

Entre llantos y gestos de dolor y rabia, cientos de miles de iraníes abarrotaron las calles del centro de Teherán para clamar venganza contra Estados Unidos por el asesinato del poderoso comandante Qasem Soleimani, elevado a mártir en Irán.

PUEDES VER “No pienses que todo terminó con el martirio de mi padre”: Hija de Qassem Soleimani envío mensaje a Trump

Hombres y mujeres, desde niños en carritos a ancianos, la mayoría vestidos de negro o con colores oscuros, sollozaron y gritaron “Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel, muerte a Al Saud (dinastía de Arabia Saudí)” mientras marchaban por la avenida Enghelab.

Los asistentes portaron carteles con la fotografía del comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria con lemas como “dura venganza” o “el general de los corazones”, así como banderas iraníes e iraquíes.

PUEDES VER ‘’Si se quedan vivirán otro Vietnam’’, amenazan autoridades iraníes a Estados Unidos

Al pasar el camión que portaba su féretro, la multitud hizo todo lo posible para acercarse y, para lograr su bendición, tiraron trozos de tela con el objetivo de que los militares que estaban sobre el vehículo acariciaran con ellos el ataúd.

Los empujones fueron la tónica durante las exequias debido a la masiva asistencia de público. Algunas personas incluso cayeron al suelo y los que entonaban los cantos de luto por megafonía pidieron a la gente abandonar el lugar.

Un martirio

Los cantos de dolor eran muy profundos y continuamente se comparó la muerte de Soleimani en un bombardeo estadounidense en Bagdad con la tragedia vivida por el tercer imán chií Husein, fallecido en la batalla de Kerbala (actual Irak) en el año 680 de nuestra era.

PUEDES VER Unesco pide no destruir sitios culturales, pero Donald Trump insiste en que sí podría hacerlo [FOTOS]

El nombre de Husein fue muy coreado, recordando por momentos a las ceremonias de la Ashura, cuando también se reparte comida y bebida a los fieles en casetas callejeras, como ocurrió hoy durante el funeral del general.

Los asistentes a las exequias también expresaron sus condolencias al líder supremo Alí Jameneí, y aseguraron en sus cantos que están dispuestos a sacrificar su vida y la de su familia por él.

Jameneí lideró entre sollozos el rezo en honor a Soleimani y otras cinco de las víctimas del ataque, entre ellos el vicepresidente de la milicia chií iraquí Multitud Popular Abu Mahdi al Mohandes, cuyos féretros estaban presentes en la Universidad de Teherán.

PUEDES VER Hasan Rouhani sobre Estados Unidos: "No entienden que han cometido un grave error”

También asistió el jefe político del movimiento palestino Hamás, Ismail Haniyeh, quien urgió a “castigar” a los culpables del asesinato, y cuya presencia demostró la importancia de Soleimani para el llamado Eje de la Resistencia contra EEUU e Israel.

¡Fuera EEUU!

El nuevo comandante de la Fuerza Quds, Esmail Qaaní, prometió durante la ceremonia “expulsar” a Estados Unidos de la región y seguir “el camino del mártir Soleimani con firmeza y resistencia”.

PUEDES VER Carta de EE. UU. era un “borrador” enviado por “error” a Irak

También en el funeral, el comandante de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, Amir Alí Hayizadeh, afirmó que es necesaria “la destrucción completa de EEUU en la región”.

“La venganza del mártir Soleimani no terminará lanzando cuatro misiles, atacando una base (estadounidense) o incluso matando a Trump; quiero decir, ninguna de estas acciones tiene el mismo valor que la sangre de este mártir”, agregó.

PUEDES VER ‘Tercera Guerra Mundial’: Descubre por qué es tendencia en todo el mundo [FOTOS]

Ante la anunciada venganza de Irán, el presidente estadounidense, Donald Trump, insistió en que puede que en ese caso EEUU responda de “una manera desproporcionada”, al tiempo que empezó a enviar a cientos de soldados a la región.