Donald Trump amenaza a Irán tras atentado de la embajada estadounidense en Bagdad

Las tensiones entre ambas naciones no cesan. Teherán afirma que no teme el accionar de las milicias norteamericanas y sostiene que si tienen que ir a pelear lo harán "inequívocamente”.

Iraquíes, partidarios de los paramilitares proiraníens, atacan la embajada de Estados Unidos en Bagdad, el 31 de diciembre de 2019, para protestar contra ataques estadounidenses en Irak. (AFP)
Iraquíes, partidarios de los paramilitares proiraníens, atacan la embajada de Estados Unidos en Bagdad, el 31 de diciembre de 2019, para protestar contra ataques estadounidenses en Irak. (AFP)

No se dan tregua. Este martes el presidente de los Estados Unidos Donald Trump intimidó a Irán con fuertes declaraciones -desde sus redes sociales- luego de que un grupo de manifestantes proiraníes atacaran la embajada norteamericana en Bagdad.

Irán será plenamente responsable de las vidas perdidas o los daños sufridos en cualquiera de nuestras instalaciones”, sostuvo el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter.

PUEDES VER ''Dejen de lavar inodoros y vengan a Venezuela'': otro llamado polémico de Maduro a los migrantes [VIDEO]

Además, agregó que Teherán será el único responsable de lo que pueda suceder aunque tenga que pagar un “alto precio”. “¡Pagarán un alto precio! Esto no es una advertencia, es una amenaza”, enfatizó Trump.

Pese a ello, Trump añadió que su nación no espera llegar a una guerra con Irán. " No veo que eso vaya a ocurrir", afirmó el presidente estadounidense a la prensa de su país tras ser consultado sobre las medidas que tomaría.

PUEDES VER Dañan obra de Pablo Picasso valorizada en más de 20 millones de dólares

En otro momento, el secretario de Defensa, Mark Esper, informó que cerca de 750 soldados americanos se estarían desplegando a Oriente Medio en los próximos días. Asimismo, el secretario de Estado, Mike Pompeo, señaló que el atentado contra la embajada de EE.UU. fue un “acto terrorista” incentivados por los “representantes de Irán.

Por su parte, el Gobierno de Teherán rechazó las imputaciones de Trump y calificó como “astuta” la denuncia de Washington. “Si la República Islámica decide desafiar y pelear, lo hará inequívocamente", respondió el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei.