Optimista. Según Piñera, las cosas van a cambiar en Chile con la recuperación de la economía gracias al incremento del precio del cobre.

Para Piñera, lo peor de la crisis pasó, pero no le creen

Polémica. Líderes de la oposición responden al presidente. Coinciden en que inequidad y falta de oportunidades siguen latentes y si no desaparecen, seguirán las protestas.

La República
30 Dic 2019 | 4:44 h

Chile, Agencias.

A más de dos meses del inicio de las protestas en Chile, que suman 29 muertos, el presidente Sebastián Piñera afirmó que “lo peor de esta crisis ya pasó” y que tiene la esperanza de que el próximo año será mejor que este.

PUEDES VER Niño pide lupa como regalo de Navidad y termina incendiado el jardín de su casa [VIDEO]

En una entrevista este domingo con el diario La Tercera, al cierre de una semana en que se sumó una nueva víctima fatal a las protestas sociales, el mandatario derechista afirmó que está "convencido de que el año 2020 va a ser mucho mejor que el 2019" y que "lo peor de esta crisis ya pasó". Esta semana también fue convocado oficialmente un plebiscito para el 26 de abril.

"Ahora tenemos que hacernos cargo de aprender de las lecciones para construir un país mejor entre todos", agregó Piñera, que se encamina a cumplir en marzo su segundo año de gobierno con una popularidad en mínimos históricos de 11%.

Según Piñera, su afirmación se basa “en la profunda fe y confianza en el pueblo chileno”, y en las mejores cifras que muestra la economía mundial tras el acuerdo alcanzado entre China y Estados Unidos, y que para Chile ha significado el incremento en el precio internacional del cobre, del cual es su primer productor mundial.

PUEDES VER Hombre roba más de un millón de euros a su ex empresa luego de ser despedido

Las protestas sociales estallaron el 18 de octubre tras el alza de las tarifas del metro de Santiago que después derivaron en un extendido reclamo en favor de reformas sociales en uno de los países más desiguales de la región, con masivas protestas callejeras, ataques incendiarios y saqueos al comercio.

Piñera cambió su gabinete y le dio un giro a su programa de gobierno. Esta semana convocó para el 26 de abril a un plebiscito para decidir si se cambia o no la Constitución. También anunció un aumento en un 50% de las pensiones más bajas y un subsidio para incrementar el salario mínimo, además de un bono de casi 110 dólares para familias de bajos recursos.

Rechazo

Las afirmaciones del presidente Piñera generaron rechazo en los líderes de la oposición. “Lo peor no solo se refiere a la violencia, que todos condenamos y ojalá desaparezca, porque el fondo de esta crisis social es mucho más que eso. Lo peor sigue instalado en nuestra sociedad, lo peor sigue siendo la inequidad y la falta de oportunidades. Eso no se ha acabado”, refutó el senador por Renovación Nacional (RN) Manuel José Ossandón.

Para el presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, el mandatario no dimensiona lo que realmente ocurre en Chile.

Elizalde indicó que el presidente Piñera hace afirmaciones que van en un sentido contrario porque señala que no va a modificar lo que es su programa de gobierno, pero insiste en el concepto del sistema de pensiones fundado solo en la capitalización individual y un elemento de solidaridad y “eso difícilmente va a resolver el drama de las pensiones que viven los chilenos”.

Oposición: Solo más parches

Para el líder del Partido por la Democracia (PPD), Heraldo Muñoz, el diagnóstico del presidente de la República "carece de realismo" y no apunta a lo que requiere Chile: un pacto con justicia social, respuestas a las demandas sociales, un sistema mixto de pensiones, un nuevo sistema de salud pública y mejores salarios (...) lo que sostiene son más parches".

El senador Felipe Kast, del centro derechista Evópoli, dijo que aún Chile está lejos de dejar atrás el proceso que vive y queda un buen trayecto que recorrer, particularmente en materia social, incluyendo la reforma al Estado.

Reclamo

Paz social. Jacqueline van Rysselbergh, presidenta de la Unión Demócrata Independiente, afirmó que la violencia se ha reducido en Chile, pero aún la hay. “Mientras no tengamos paz social es difícil que la crisis se pueda controlar, eso es un punto”, sostuvo.

Video Recomendado

Lazy loaded component
Lazy loaded component