Astronautas hornean galleta en el espacio y no pueden comerla por “riesgo potencial”

El alimento fue horneado por Navidad, en el marco de un nuevo experimento de la NASA que dispuso de un horno cilíndrico de ‘gravedad cero’.

La Republica
Christina Koch, astronauta de la NASA, y Luca Parmitano, de la Agencia Espacial Europea. Foto: Twitter
Mundo LR

Astronautas de la NASA, miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) hornearon una galleta en gravedad cero con motivo de la Navidad. Sin embargo, no pudieron comerla, ya que presenta un “riesgo potencial”.

Christina Koch, la astronauta que hizo visible la noticia, publicó una foto de ella junto con Luca Parmitano, su homólogo italiano de la Agencia Espacial Europea, con la galleta recién horneada en un recipiente especial.

PUEDES VER: ''¿Qué te parece, Elon Musk?'': ofertan ‘Cybertruck ruso’ por internet y retan a Tesla [VIDEO]

“Hicimos galletas espaciales y leche para Santa este año. ¡Felices fiestas de parte de la EEI!”, decía su mensaje, según RT.

La galleta espacial fue después derivada al congelador, donde permanecerá sellada antes de ser enviada a la Tierra. Una vez que sea recibida en este planeta, se procederá a su análisis.

Según explicaron los especialistas de la NASA, la razón por la que los astronautas no pudieron comer la galleta fue porque los alimentos poseen “riesgo potencial de producir migas”. En ese sentido, debe permanecer herméticamente cerrado en un empaque.

Preparación en gravedad cero

La preparación de la galleta fue parte de un experimento para probar un horno entregado a la Estación Espacial Internacional a principios de noviembre.

PUEDES VER: Kazajistán: avión con 100 pasajeros se estrelló a los pocos minutos de despegar [VIDEO]

El instrumento, conocido como “horno de gravedad cero” ( 'Zero G Oven') puede calentar alimentos hasta 363,3 grados Celsius y cocinar solo una galleta a la vez.

La NASA agregó que esta prueba es crucial para las misiones de larga duración, ya que “la comida recién horneada podría tener beneficios psicológicos y fisiológicos para los miembros de la tripulación”.