Lazy loaded image

Profesora pierde a su familia y su carrera tras convertirse en traficante de drogas

La mujer de 39 años fue condenada por participar en tráfico ilícito de estupefacientes y llegó a cumplir 27 meses en la cárcel como parte de su sentencia.

Mundo LR
07 Dic 2019 | 22:14 h

Angela Davey estudió en la universidad una carrera que amaba, tenía dos hijos y era felizmente casada. Sin embargo, su vida dio un vuelco total cuando comenzó a consumir drogas. Una actividad que la llevó a aparecer en la lista de los más buscados de Inglaterra.

La depresión provocada por el fin de su matrimonio fue la causa principal para sumergirse cada vez más en su adicción. Para Angela Davey, todo inició con el consumo de cocaína que realizaba de forma recreativa.

PUEDES VER: Pareja gay fue brutalmente golpeada por encapuchados durante un cruel ataque homofóbico

Davey consumía junto a su novio Joseph, un adicto en recuperación al que conoció por Tinder tiempo después de separarse. Sin embargo, esta relación era fuertemente desaprobada por toda su familia debido a la inestabilidad y el riesgo que suponía para la maestra.

El segundo golpe vino cuando, a principios del 2017, recibió la noticia de que su exesposo había obtenido la custodia total de los niños. Una situación que la sorprendió totalmente ya que, según el testimonio de la profesora, ella era sumamente cuidadosa de no consumir ninguna sustancia cuando pasaba tiempo con sus hijos.

El Crack y la Heroína fueron la solución perfecta al no poder estar con sus niños. Su familia, después de muchos intentos por ayudarla, finalmente tomó la dura decisión de cortar todo tipo de comunicación con ella.

PUEDES VER: Profesor afronta investigación tras pedirle a su alumno que le frote crema en la espalda [VIDEO]

Es así como el consumo de drogas pasó de ser una actividad recreativa a una cuestión de vida o muerte. Angela llegó al extremo de albergar en su hogar a los vendedores y distribuidores de drogas más buscados de Inglaterra.

Pronto las únicas formas de obtener dinero eran mendigar en las calles, robar en tiendas o vender algunas piezas de arte que ella misma había creado. Finalmente, su padre fue quien le hizo ver que entregarse a la justicia era la mejor forma de volver a empezar. “La Angela Davey que la policía busca no es la Angela Davey que es mi hija”, fueron las palabras del hombre según el diario Mirror.

Actualmente la maestra está comprometida con Joseph y esperan casarse pronto, además, después de pasar por un programa de desintoxicación y de haber cumplido 27 meses en la cárcel, lleva un grillete en el tobillo que la obliga a cumplir con un horario establecido de su rutina. Ella espera retomar pronto su carrera de educación y poder recuperar la relación con sus hijos.

Video Recomendado

Lazy loaded component
Lazy loaded component