El Sol se convertirá en una gigante roja y crecerá hasta alcanzar la órbita de la Tierra. Imagen: NASA.
El Sol se convertirá en una gigante roja y crecerá hasta alcanzar la órbita de la Tierra. Imagen: NASA.

El final inevitable: científicos muestran video de cómo el Sol devorará la Tierra

En su siguiente etapa, nuestra estrella se convertirá en una gigante roja. Multiplicará su tamaño, destruyendo a su paso los planetas más cercanos, incluido el nuestro.

Mundo LR
06 Dic 2019 | 14:34 h

El Sol ha brillado incesantemente durante más de 4600 millones de años. La principal beneficiada de su energía ha sido la Tierra, que ha visto florecer la vida hasta niveles insospechados. Sin embargo, nuestra estrella se convertirá en el verdugo de nuestro planeta.

Durante la mayor parte de sus vidas, las estrellas como nuestro Sol queman hidrógeno en sus núcleos. Una vez que se quedan sin este combustible, comienzan a quemar helio, pierden presión interna y se hinchan en gigantes rojas. De este modo, se hacen cientos de veces más grandes y envuelven los planetas cercanos.

PUEDES VER La Luna, Venus y Júpiter alineados: fenómeno astronómico sucede después de 24 años [FOTOS]

En una animación realizada por la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), con los datos del Telescopio Espacial Hubble, los científicos muestran cómo el Sol atravesará esta violenta fase: su diámetro se expandirá hasta medir 2 unidades astronómicas (UA). Una UA equivale a la distancia que separa a nuestra estrella de la Tierra.

Como se observa en el video, el Sol absorberá Mercurio, Venus e incluso la Tierra, que serán consumidos por la gigante roja en unos 5 mil millones de años.

Debido a que la energía de la estrella se extiende por un área más grande, las temperaturas de su superficie bajan considerablemente, por lo que deja el aspecto amarillo y se vuelve cada vez más roja. El Sol disminuirá su temperatura de 5500 °C a unos 3000 °C.

PUEDES VER La animación que muestra cómo giran realmente los planetas del Sistema Solar [VIDEO]

Después de esta etapa, el Sol perderá sus capas externas, dejando solo un núcleo agotado. Se convertirá en una enana blanca, un remanente pequeño pero muy caliente. Ese es el final de las estrellas como el Sol.

Dichos restos estelares aún pueden albergar planetas, y muchas de estas estrellas existen en nuestra galaxia, señala el Observatorio Europeo del Sur. En el caso de nuestro sistema solar, los únicos planetas sobrevivientes serán Marte y los gigantes gaseosos.

Video Recomendado