La señora estará 24 años tras las rejas.
La señora estará 24 años tras las rejas.

Bebé de dos años se dispara tras confundir un arma de fuego con una pistola de agua

La madre de la víctima se defendió al indicar que dejó su revolver al lado del niño para llamar a su hermana.

Mundo LR
05 Dic 2019 | 12:58 h

En el estado de Colorado, en Estados Unidos, un menor de dos años falleció tras confundirse al agarrar un arma de fuego de su madre, en vez de su pistola de agua. Tras apretar el gatillo, el bebé, identificado con las iniciales L. B., fue auxiliado por la señora, pero fue demasiado tarde.

La madre del menor, Melissa Adamson, disparó a su hijo el 21 de octubre del año pasado en su vivienda, según informó Oxygen. La mujer era adicta a la metanfetamina de cristal y estuvo bajo los efectos de la droga en el día del asesinato.

PUEDES VER: Hombre mata a la hija de su pareja que le reclamó por estar fumando dentro de casa

La señora ya había sido declarada como culpable en setiembre de este año tras ser acusada de abuso infantil, y de dos cargos más por contribuir a la delincuencia del menor. Esta semana fue sentenciada a 24 años de prisión por parte del Tribunal de Colorado Springs (Estados Unidos) tras la muerte del bebé, según informó la Gaceta de Colorado.

Las autoridades manifestaron que el agraviado solía beber agua de su juguete, pero al encontrar el arma de fuego cargada de su madre, puso la pistola en su boca y apretó el gatillo.

No obstante, Melissa Adamson, indicó que tuvo su arma cargada, debido a que fue amenazada de recibir una ingrata visita de un traficante, al que llamó ‘Beast’ (Bestia).

PUEDES VER: Le sirvió la leche a sus hijos y se sorprendió al ver heces en la botella [FOTOS]

En su defensa, ella indicó que dejó su pistola, porque iba a llamar a su hermana, y no se dio cuenta que su menor hijo estaba muy cerca del arma de fuego.

Además, los agentes policiales encontraron un hacha y agujas que utilizaba para consumir drogas junto con la pistola de agua, según constató el citado medio.

La juez del caso, Linda Billings-Vela, señaló: “Esta es una de las audiencias de sentencia más difíciles que he presidido”.

Video Recomendado