El hombre afirma que la víctima es él. Foto: referencial

Estaba insatisfecho con el operador de su teléfono y llamó 24 000 veces para que ‘les quede claro’

El anciano de 71 años también habría realizado miles de llamadas desde un telefóno público para insultar al personal del servicio al cliente. Fue arrestado por el delito de “obstrucción fraudulenta de los negocios”.

Mundo LR
03 Dic 2019 | 16:45 h

Un anciano ha sido detenido por haber realizado supuestamente 24 000 llamadas a su operadora de teléfono. Según denunció la empresa con sede en Tokio, Japón, su cliente estaba insatisfecho por el servicio que recibía y decidió 'dejarles en claro’ que así era.

El hombre de 71 años fue identificado como Akitoshi Okamoto y fue detenido por la policía tokiota la semana pasada. La denuncia realizada por la compañía de teléfonos KDDI lo acusa de “obstrucción fraudulenta de los negocios”.

PUEDES VER: Samjiyon, el ‘pueblo utópico socialista’ recientemente creado por Kim Jong Un [FOTOS]

No obstante, según informan medios locales, dichas llamadas solo serían una parte de todo lo que Okamoto hizo para tratar que la empresa “sienta su malestar”. El hombre también habría marcado desde teléfonos públicos e insultado al personal de servicio al cliente.

Estas constantes quejas las hizo además durante ocho días seguidos hasta que finalmente fue detenido.

“Exigía que el personal de KDDI le pidiera disculpas por violar su contrato. También solía colgar rápidamente después de marcar el número”, informó un portavoz de la policía.

El anciano también llamó de un teléfono público a la empresa.

El tribunal de Okamoto, bajo la ley de “obstrucción de negocios” de Japón, permite el castigo penal contra cualquier persona que haga imposible que las empresas realicen operaciones normales.

En una entrevista, Okamoto le dijo a la policía que él es la víctima de la situación.

Japón registra un creciente número de problemas sociales causados por el rápido envejecimiento de la población.

Los conductores de edad suelen causar graves accidentes de tráfico y las compañías ferroviarias se quejan de que cada vez son más habituales los casos de violencia contra el personal protagonizados por clientes mayores.

Video Recomendado