El perro costó más de 2,500 dólares.
El perro costó más de 2,500 dólares.

Cortó las orejas de su perro para que se vea “más rudo” y ahora no podrá adoptar mascotas [FOTO]

La juez ordenó una pena de prisión de 12 semanas contra el hombre de 35 años, pero fue suspendida momentáneamente. Además, tendrá que cumplir 200 horas de trabajo comunitario.

Mundo LR
02 Dic 2019 | 17:19 h

Un hombre de 35 años, identificado como Simon Broscombe y nacido en Blackpool (Reino Unido), le cortó las orejas a su perro llamado ‘Tyson’.

Según informaron los agentes policiales, el sujeto afectó al animal, debido a que quería verlo con una apariencia "más ruda”. Tras este hecho, los vecinos de la zona denunciaron lo que hizo Simon Broscombe ante los oficiales de Lancashite.

PUEDES VER: Anciano asiste a comer a una escuela para no sentirse solo tras la muerte de su esposa

Las autoridades llegaron hasta la vivienda del agresor y le quitaron a su mascota con la finalidad de trasladarlo a un refugio de animales.

Asimismo, la juez Jane Goodwin del Tribunal de Magistrados de Blackpool, le impuso una medida y ahora el hombre no podrá tener mascotas de por vida. Cabe señalar que Simon Broscombe ya tenía denuncias por maltrato animal.

El fiscal del caso, Paul Ridehalgh, manifestó que el perro “es un cruce entre un pit bull estadounidense y un staffordshire terrier americano”. “Los investigadores hallaron fotos de ‘Tyson’ con las orejas intactas y el acusado sabe que cortarlas en Reino Unido es ilegal”.

Reino Unido

El abogado del hombre, Trevol Colebourne, manifestó que su cliente “compró el perro a través de un criador pensando que le habían cortado las orejas en Holanda antes de ser traído a Reino Unido”.

PUEDES VER: Hallan ballena varada y expertos encuentran 100 kilos de basura en su estómago [FOTOS]

Broscombe admitió que causó sufrimiento al can y la juez Jane Goodwin ordenó una pena de prisión de 12 semanas contra el hombre de 35 años, pero fue suspendida momentáneamente. Además, tendrá que cumplir 200 horas de trabajo comunitario no remunerados y pagar una multa de 715 libras esterlinas (925 dólares).

El individuo llegó a comprar al can por 2,000 libras esterlinas (2588 dólares), que llegó desde Holanda, y hasta adquirió un collar de oro de más de 3,800 dólares.

Video Recomendado