Padres son detenidos tras hospitalizar a un bebé con huesos rotos, quemaduras y marcas de mordiscos

“Es difícil reconocer lo que está pasando. Estar tan cerca de esta situación en la que un niño de 3 meses está siendo maltratado y escuchar este abuso es muy desgarrador”, comentó un vecino de la pareja.

Un vecino de la zona se quedó sorprendido por lo que hicieron los papás del niño.
Un vecino de la zona se quedó sorprendido por lo que hicieron los papás del niño.
Mundo LR

Dos padres de una bebé de tres meses, identificados como Martino Jackson de 29 años y Lisa Lee de 34, fueron encarcelados tras morderlo, quemarlo y romperle su cráneo. El hecho sucedió en Estados Unidos.

Ambos estarán tras las rejas, porque fueron acusados de abuso infantil y no tendrán derecho a fianza. Según informó ABC 8News, la madre del agraviado lo trasladó a un hospital de Virginia (Estados Unidos) porque tuvo lesiones graves en el cuerpo y en su cabeza.

PUEDES VER: Mujer que mordió los genitales de su pareja se salvó de la cárcel tras una sentencia absurda

Tras examinar el cuerpo del menor se determinó que tenía una fractura en el cráneo, costillas rotas, las piernas y brazos rotos, quemaduras y marcas de mordiscos, según comunicó CBS 6 TV. Los médicos tuvieron que poner al bebé en coma inducido.

La oficial Na’Shayla Nelson describió este abuso infantil como cruel. “En todos mis años de aplicación de la ley, esta es la primera vez que veo algo tan serio. Esto es como una anomalía”, indicó.

Quien también se manifestó fue el capitán de la policía de Petersburgo, Emanuel Chambliss, donde señaló que no están seguros de los instrumentos que usaron los padres para quemar al bebé de tres meses.

Lazy loaded component

Además, un vecino de la zona manifestó para el citado medio que “es muy difícil reconocer lo que está pasando. Estar tan cerca de esta situación en la que un niño de 3 meses está siendo maltratado y escuchar este abuso es muy desgarrador”.

Jackson y Lee permanecen detenidos en la cárcel regional de Riverside en el condado de Prince George (Estados Unidos).