La violencia durante relaciones sexuales consensuadas se ha normalizado. Foto: BBC.

“Quiso asfixiarme mientras teníamos sexo, ellos suponen que a todas las mujeres nos gusta"

Bofetadas, asfixias o escupitajos. Una de cada tres mujeres es agredida durante una relación sexual consentida, de acuerdo a una investigación de la BBC.

Mundo LR
02 Dic 2019 | 17:21 h

Sucede y cada vez con más frecuencia: la violencia durante el sexo se ha normalizado y afecta, de acuerdo a una investigación de la BBC, a un tercio de mujeres menores de 40 años.

Asentadas en Reino Unido, las encuestadas dijeron haber experimentado bofetadas, asfixias y hasta escupitajos durante el acto sexual, el 20% de ellas se sintió incómoda o atemorizada.

PUEDES VER Degolló a mujer durante encuentro íntimo, pero le dijo a la policía que ‘juego sexual salió mal'

Por ejemplo Anna (23) fue víctima en al menos tres ocasiones y con hombres diferentes.

En diálogo con la cadena británica, reveló que recibió tirones de pelo, bofetadas, un intento de asfixia.

La violencia durante relaciones sexuales consensuadas se ha normalizado. Foto: BBC.

“Estaba sorprendida, me sentí extremadamente incómoda e intimidada. Si alguien te abofetea o te quiere asfixiar en la calle, eso sería un ataque”, reveló.

La joven del Reino Unido, quien se graduó de la universidad este año, también contó que una de sus parejas la tomó con tanta fuerza que le dejó marcas y dolor durante días.

Anna cayó en la cuenta de que estas prácticas son recurrentes tras conservarlo con su círculo más cercano.

“Casi todos los hombres intentaron al menos una, si no múltiples combinaciones, de estos actos. Sé que algunas mujeres dirán que les gusta eso. Lo problemático es cuando los hombres suponen que a todas las mujeres les gusta”.

A Emma (30), por su parte, le ocurrió algo extraño: “Terminamos en la cama y mientras teníamos relaciones sexuales, sin previo aviso, comenzó a asfixiarme. Me quedé paralizada y aterrorizada”.

PUEDES VER Mujer desaparece por tres días y la encuentran en hotel: ‘’No me molesten, solo quería tener sexo’’

“No dije nada en ese momento porque me sentía vulnerable de cómo este hombre podría dominarme”.

La violencia durante relaciones sexuales consensuadas se ha normalizado. Foto: BBC.

Para ella, la violencia tiene origen e influencia de la pornografía. “Sentí que eso era algo que había visto en internet y quería jugar en la vida real”.

¿Qué dice el estudio sobre violencia en la intimidad?

La psicología explica que las relaciones sexuales o románticas son una forma de conectar íntimamente y compartir con otras personas, por lo tanto son parte de la felicidad. Un acto violento, por tanto, queda excluido.

De acuerdo a la investigación, realizada por la compañía compañía Savanta ComRes, una de cada tres mujeres en Reino Unido respondió haber sido agredida en una relación sexual consentida, incluso experimentaron asfixia.

La encuestadora consultó a 2.002 mujeres de entre 18 y 39 años.

La violencia durante relaciones sexuales consensuadas se ha normalizado. Foto: BBC.

Más de un tercio (38%) experimentó estos actos y dijo que no eran deseados al menos parte del tiempo, mientras que menos de dos tercios de las mujeres lo habían experimentado y dijeron que nunca fue no deseado (31%), y que no habían pasado por esa experiencia, no sabían o prefirió no decirlo (31%).

Contactado por la cadena británica, el Centro para la Justicia de la Mujer manifestó que las cifras mostraban la “creciente presión sobre las mujeres jóvenes para que den su consentimiento a actos violentos, peligrosos y degradantes”.

PUEDES VER Relaciones sexuales: ¿Cuántos días debes esperar para tener intimidad luego de la menstruación?

“Es probable que esto se deba a la amplia disponibilidad, normalización y uso de pornografía extrema”, respondió el organismo.

La violencia durante relaciones sexuales consensuadas se ha normalizado. Foto: BBC.

Por su parte, Adina Claire, co-directora ejecutiva interina de la organización Women’s Aid de Reino Unido, apuntó que “consentir tener sexo con alguien no disminuye la seriedad de golpear o estrangular a alguien”.

“Es una epidemia silenciosa —intervino Steven Pope, psicoterapeuta especializado en sexo y relaciones amorosas—. La gente lo hace porque piensan que es la normal, pero puede ser muy dañino".

"Lo que vemos es que para muchos degrada la relación; en el peor de los casos, la violencia se vuelve aceptable”, finalizó.

Video Recomendado