Los narcos colombianos obtuvieron toda una serie de armas a cambio de la cocaína. Foto: referencial
Los narcos colombianos obtuvieron toda una serie de armas a cambio de la cocaína. Foto: referencial

Armas por cocaína: el cartel de Sinaloa y el CJNG blindan a narcotraficantes colombianos

Un experto arguyó que la droga es una “mejor moneda de pago” que el dinero en efectivo porque dificulta el rastreo de su procedencia.

Mundo LR
18 Nov 2019 | 20:00 h

En Colombia las autoridades han descubierto el método que usan los narcotraficantes para dotarse de equipamiento de alto calibre. En un mecanismo de intercambio grupos criminales del país suramericano envían cocaína a México, donde el cartel de Sinaloa y el cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) responden con armas.

Producto de la investigación sobre el bombardeo que el Ejército colombiano realizó en contra de la disidencia de las FARC en una zona rural en el municipio de San Vicente del Caguán, departamento de Caquetá, se divulgó esta información que es citada por el portal Infobae.

PUEDES VER: Narcotraficantes asesinan tribus indígenas por el control de cultivos en Colombia [FOTOS]

El Cartel de Sinaloa, ahora comandado por Ismael ‘Mayo’ Zambada y los hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, junto con el CJNG que lidera el capo más buscado por Estados Unidos: Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’, entregan armas a cambio de cocaína colombiana.

Carlos Holmes Trujillo fue designado ministro de Defensa tras el escándalo por el bombardeo en Candilejas, donde murieron ocho menores de edad. Foto: captura de pantalla

“La coca es mejor moneda de pago para los traficantes de armas en efectivo, así sean dólares. Siempre es más difícil rastrear el origen de un kilo de coca que de cualquier billete”, comentó Néstor Rosanía, director del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, al diario El Universal.

En la zona donde se perpetró el bombardeo, la vereda Candilejas, las Fuerzas Armadas de Colombia encontraron todo unos pertrechos, entre los que destacan un rifle Avtomat Kalashnikov (AK47), una ametralladora M-6 y 12 fusiles de asalto de manufactura estadounidense.

También decomisaron un fusil de asalto IMI Galil, muy común en el Ejército israelí y de uso habitual entre los militares colombianos, y un fusil Colt para francotiradores; que fue el armamento que más sorprendió a las autoridades por su mira telescópica capaz de hacer disparos letales a más de 1.200 metros de distancia.

De acuerdo al experto en seguridad, John Marulanda, los guerrilleros no suelen usar un fusil de este tipo.

El Ministerio de Defensa colombiano maneja varias hipótesis sobre la forma en que los narcos lograron ingresar estas armas. Tampoco descartan la opción de que haya funcionarios corruptos que hayan actuado como cómplices.

Sumado a esto, las indagaciones arrojan que hay otras organizaciones involucradas en el intercambio, tales como La Familia del Norte, El Primer Contacto y la Familia Vermelho de Brasil, y células de lo que en algún momento se conoció como Los Zetas en México.

Video Recomendado