Cachorra queda ciega debido al estrés causado por fuegos artificiales

Mundo LR

larepublica_pe

09 Nov 2019 | 12:48 h
Según cuenta su dueña, su mascota tiene que usar una camiseta anti ansiedad y suplementos para mantenerse tranquila
Según cuenta su dueña, su mascota tiene que usar una camiseta anti ansiedad y suplementos para mantenerse tranquila

“Sus ojos estaban diferentes, así que la llevé al veterinario. Tiene glaucoma en ambos ojos y no puede ver nada”, relata su dueña.

La historia de la pequeña Suzy viene dando la vuelta al mundo. La perra escocesa cruce de labrador quedó ciega luego del estrés que le causaron los fuegos artificiales, y ha vuelto a abrir el debate sobre cómo afecta la pirotecnia a los animales.

El incidente de Suzy ocurrió hace cuatro años, sin embargo, su caso ha visto la luz nuevamente luego de que su dueña, Margaret Adams, una anciana de 85 años lo diera a conocer de manera pública, además de sumarlo a una campaña en la red para pedir que se revisen las normas sobre el uso de pirotécnicos debido al daño que causan en las mascotas.

PUEDES VER: Ladrón roba carro, pero lo devuelve tras descubrir a quién le pertenecía

Según relata Adams, cuando se inició el espectáculo de fuegos artificiales, Suzy comenzó a “subirse a las paredes” y a “esconderse en rincones oscuros”. Al parecer esto sería solo el susto por los ruidos, sin embargo, no fue hasta el día siguiente cuando se presentaron las verdaderas consecuencias.

“Sus ojos estaban diferentes, así que la llevé al veterinario. Tiene glaucoma en ambos ojos y no puede ver nada”, comentó la dueña a un medio británico.

Ahora, cuatro años después, la pequeña Suzy sigue sufriendo las secuelas de aquella noche. Según cuenta su dueña, su mascota tiene que usar una camiseta anti ansiedad y suplementos para mantenerse tranquila.

PUEDES VER: Perro sufrió un infarto al escuchar una ráfaga de cohetes

La perra había sido un regalo de su hija tras la muerte de su esposo, es por eso que Margaret sufre tanto al ver a la pequeña Suzy vivir de esta manera. Esto la ha llevado a sumarse a la campaña para que se regulen las normas en el uso de pirotécnicos.

Pero el caso de Suzy no es el único. Molly, otro cachorro de 18 semanas de vida, falleció esta semana luego de sufrir un ataque al corazón a causa de unos fuegos artificiales. Así lo denunció su dueña a través de su cuenta de Facebook.

PUEDES VER: Tiroteo entre policías deja a tres muertos

La petición para la regulación del uso de pirotécnicos se encuentra en la plataforma Change.org y ya ha recogido más de 560.000 firmas. Tiene como finalidad restringir aún más el uso de fuegos artificiales.