Lazy loaded image

Matanza de los LeBarón pone enjaque a Manuel López Obrador

México. El mandatario defendió la “soberanía” del país tras la masacre de 9 personas, de una familia de mormones, en respuesta a la oferta de ayuda militar de Donald Trump.

La República
06 Nov 2019 | 2:42 h

Por: Luis P. Beauregard. El País

La tragedia ha golpeado con fuerza nuevamente a la familia, un gran clan mormón que vive en Galeana, Chihuahua, al norte de México. En 2009, Julián LeBarón se convirtió en un improbable defensor de derechos humanos a nivel nacional. El agricultor, que también tiene la nacionalidad estadounidense, fue una de las principales voces que exigieron el fin de la violencia provocada por el combate del Estado a los grupos de la delincuencia organizada. Su papel cobró notoriedad entonces porque fue una de las pocas víctimas dispuestas a dar la cara para explicar cómo la violencia había roto sus vidas. Diez años después, Julián LeBarón ha vuelto a narrar un horror que no cesa. Esta vez por un episodio lleno de saña ocurrido en la frontera con el estado de Sonora, donde tres primas y seis de sus sobrinos fueron incinerados en medio de una disputa entre bandas criminales.

“Hemos sufrido el riesgo en todo el país... Todos los mexicanos hemos sido cómplices porque tenemos al Gobierno más grande y más caro de nuestra historia, que ha sido incapaz de darle seguridad a los mexicanos y de ofrecer justicia”, ha dicho Julián LeBarón a la periodista Carmen Aristegui.

PUEDES VER El cartel de Sinaloa es apuntado como autor de la masacre a familia LeBarón [VIDEO]

Él estuvo entre los primeros en llegar a esta desoladora escena del crimen en un camino de tierra que conecta la comunidad mormona en Galeana con otra en el vecino estado de Sonora. LeBarón pidió el auxilio de las autoridades locales a la una de la tarde, pero estas tardaron en responder cuatro horas hasta que los primeros militares llegaron a la zona. “Todos deberían de estar interesados en resolver este caso. ¿Quiénes fueron? ¿Dónde viven estas personas? ¿Por qué lo hicieron?”.

El 2 de mayo del 2009, Erick LeBarón, de 17 años, fue secuestrado en esa zona de Chihuahua. Sus captores exigieron un millón de dólares de rescate. La gran familia mormona se negó a pagar el rescate. Erick fue liberado una semana después. Esta experiencia dejó una peligrosa herencia en el seno de la familia. Benjamín LeBarón, de 32 años, uno de los hermanos de Erick y Julián, se convirtió en activista y líder comunitario en Sociedad Organizada Segura (SOS Chihuahua). La organización exigió el fin de la violencia provocada por el combate al narcotráfico. La demanda produjo una gran presión sobre esta familia de agricultores. Benjamín fue asesinado en julio del 2009 junto con su cuñado, Luis Widmar, por 17 sicarios que entraron a su casa y se los llevaron. Una década después, se cree que los homicidios fueron para silenciarlos.

PUEDES VER Trump ofrece ayuda militar a México para “hacer la guerra” a los carteles

Los LeBarón pertenecen a la Iglesia del Primer Nacido, una escisión fundada en Chihuahua en 1924 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Los primeros colonos huyeron de la prohibición de la poligamia instaurada en el seno de la Iglesia mormona en 1890. Eso fue lo que hizo que algunos llegaran al norte de México en los años 20 del siglo pasado. Entre ellos Joel y Ervil LeBarón. Este último murió en una prisión de Utah (Estados Unidos) acusado del asesinato de varios de sus rivales dentro de la Iglesia. En la actualidad, la comunidad menonita LeBarón de Galeana está compuesta por unas 5.000 personas según Julián.

La familia también se ha visto envuelta en medio de polémicas con agricultores locales. La disputa por el agua ha sido el motivo de estos enfrentamientos. Los campesinos, organizados en la asociación El Barzón, han peleado por el uso de pozos, un bien escaso en el seco norte de México.

PUEDES VER “Estamos bajo ataque”: familia LeBarón pide auxilio tras la masacre de sus mujeres y niños [VIDEO]

Matanza anunciada

● En el convoy viajaban tres mujeres y 14 menores de edad que se trasladaban de Galeana (Chihuahua) a Bavispe (Sonora), cuando fueron atacados por un grupo armado.

● “El convoy (de la familia LeBarón) pudo haber sido confundido por grupos delictivos que se disputan la región”, afirmó el ministro de Interior.

Video Recomendado