Inglaterra.
Inglaterra.

Arrestan a mujer de 80 años tras ayudar a morir a su esposo que sufría de cáncer

Mavis Eccleston quiso acompañar a su esposo en el deceso, pero ella sobrevivió y Dennis Eccleston murió 20 minutos después de llegar al hospital. Ahora su familia pide que la muerte asistida sea legal en Inglaterra.

Mundo LR
06 Nov 2019 | 16:00 h

Luego de estar arrestada por 30 horas, una mujer de nombre Mavis Eccleston, de 80 años, fue declarada inocente por el asesinato y homicidio de su esposo Dennis Eccleston, de 81 años, en el mes de septiembre.

La hija de la pareja, Joy Munns, dijo que su madre "nunca había sido acusada de algún asesinato”.

PUEDES VER Mandan a la cárcel a hombre que mató a gata preñada encerrándola en una secadora [VIDEO]

Anteriormente, la señora Eccleston, de Inglaterra, fue acusada de darle a su esposo una dosis letal de medicamentos recetados sin su conocimiento.

Ella, dijo en el juzgado, que ambos tenían la intención de quitarse la vida, por lo que Mavis también tomó una sobredosis del medicamento.

Después de que la pareja fue llevada al hospital, su hija tomó una fotografía de ambos en el instituto médico. Veinte minutos después, su padre murió.

La familia, dijo que habían tomado la decisión de publicar la imagen, ya que querían “crear conciencia” con una campaña sobre la muerte asistida.

“Mi padre quería morir en casa, con su familia a su alrededor. Quería irse y no sufrir el dolor que sentía”, al hombre le habían diagnosticado cáncer de intestino, dijo Joy.

Munns resaltó que querían un cambio en la ley “para que las personas moribundas no se vean obligadas a sufrir, hacer planes en secreto o pedirles a sus seres queridos que corran el riesgo de ser procesados ​​al ayudarlos”.

La mujer quería que los políticos debatieran dentro del Parlamento de Inglaterra sobre la muerte asistida y espera que el caso de su padre “no sea ignorado”.

La Ley de Suicidio de 1961 hace que sea ilegal alentar o ayudar a una muerte asistida en Inglaterra y Gales. Es un delito punible con una sentencia de hasta 14 años.

La directora ejecutiva de Dignity in Dying (Organización mundial a favor de las campañas para una muerte digna), Sarah Wootton, dijo que la ley sobre la muerte asistida “no está funcionando”, por lo que Dennis tomó medidas drásticas para terminar con su vida y luego criminalizaron a Mavis por actuar por amor al ayudarlo".

El Dr. Gordon Macdonald, director ejecutivo de Care Not Killing, dijo que “este es un caso profundamente triste y preocupante, pero no justifica un cambio en la ley para permitir el suicidio asistido”.

Video Recomendado

Lazy loaded component