El Salvador ordena la inmediata expulsión de diplomáticos venezolanos

Mundo LR

larepublica_pe

03 Nov 2019 | 9:15 h
La Republica
El presidente de EL Salvador, Nayib Bukele, quiere fuera de su país a los representantes de Nicolás Maduro.

A través de un comunicado dado a conocer por el presidente, Nayib Bukele, el país centroamericano le dio un plazo de 48 horas a los representantes del régimen de Nicolás Maduro para que abandonen su territorio.

Siguiendo la tendencia de la mayoría de países del mundo que reconocen a Juan Guaidó como presidente de Venezuela y desconocen a Nicolás Maduro, el mandatario de El Salvador, Nayib Bukele, ordenó la inmediata expulsión de los diplomáticos representantes del régimen de chavista de su país.

El derechista Nayib Bukele, quien asumió como presidente de El Salvador el pasado 1 de junio, dio a conocer esta noticia a través de un comunicado oficial, en el que les da 48 horas a los funcionarios venezolanos para que abandonen el país, en claro rechazo a lo que considera una violación sistemática de los derechos humanos por parte del régimen chavista.

PUEDES VER Revelan que aviones rusos llegaban a Venezuela cargados de millones de dólares

"El Gobierno de El Salvador expulsa al cuerpo diplomático del régimen de Nicolás Maduro, siendo coherente con las declaraciones del presidente Nayib Bukele, en las que no se reconoce la legitimidad del gobierno de Maduro”. Además, se añade que Juan Guaidó es el legítimo jefe de Estado en Venezuela mientras se realicen elecciones libres en concordancia con la Constitución del país sudamericano.

Según el mandatario salvadoreño, la decisión está en concordancia con el voto que la representación de su país emitió, junto a otras 20 naciones que integran la Organización de los Estados Americanos (OEA), el pasado 28 de agosto. Desde antes de asumir el gobierno, Bukele había dicho que mantendría una relación lejana con Nicolás Maduro.

PUEDES VER Bukele radicaliza operativo contra asaltantes y violadores: “Malditos, no se van a escapar”

En dicha votación se aprobó una resolución que respalda el informe del alta comisionada de Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, en donde se admitió y certificó que “el régimen de Nicolás Maduro realiza violaciones sistemáticas de los derechos humanos contra los venezolanos”.

Esta decisión es contraria a la que solía tener El Salvador cuando era gobernada por el izquierdista Salvador Sánchez Cerén, muy cercano a Nicolás Maduro y a Hugo Chávez. La medida fue aprobada por el embajador de los Estados Unidos en el país centroamericano, Ronald Johnson, quien dijo que “El Salvador está del lado correcto de la historia al reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela”.