Mundo

El misterio detrás de la supuesta nave interestelar que vigila la Tierra desde hace miles de años

“No me lo puedo creer”, dijo el astronauta Jerry Ross cuando vio el objeto en una caminata espacial en 1998. Desde entonces, ha circulado una teoría de conspiración sobre la presencia de este ‘vigilante’ cuya imagen ya fue borrada de la página web de la NASA.

En 1998, un astronauta captó al objeto 025570. La imagen estuvo por un tiempo en el archivo de la página web de la NASA.
En 1998, un astronauta captó al objeto 025570. La imagen estuvo por un tiempo en el archivo de la página web de la NASA.

Un paseo fuera de la Estación Espacial Internacional tuvo lugar en diciembre de 1998. Aquella vez, los astronautas de la misión STS-88, de la NASA, tenían que fijar dos de los módulos iniciales de la gran nave.

Todo iba con normalidad hasta que Jerry Ross, uno de los astronautas que realizaba la operación, tuvo un percance con la manta térmica que tenía que proteger uno de los módulos.

Este es parte del diálogo recogido por ABC.es:

-“Jerry, has perdido una de las mantas térmicas”,dijo su compañero, Bob Cabana.

-"¿Cómo ha hecho eso?, preguntó Ross.

-"Jim ha visto una cuerda para enganchar la manta. Te lo garantizo. ¿A dónde ha ido?".

_"Está fuera de mi...", respondió Cabana.

_"No me lo puedo creer", expresó Ross, mientras parecía observar algo.

El astronauta Sergei Krikalev captó el objeto con su potente cámara de 70 mm. Luego, la NASA integró la imagen a sus archivos fotográficos. Fue nombrado ‘objeto 025570’.

Foto captada desde el trasbordador espacial durante la misión STS-88. NASA.

Este ‘avistamiento’ reforzó una teoría de conspiración que ya existía desde hace 120 años, la cuál indica que en la órbita de la Tierra una nave alienígena está al acecho. Este ‘vigilante’ es conocido como Black Knight.

Las ‘pistas’ de Black Knight

Un posible origen de esta teoría tiene lugar en 1899, cuando el brillante inventor Nikola Tesla detectó una señal de origen desconocido. Aquella vez, el reconocido físico hizo una serie de estimaciones: la señal podría provenir de otro planeta, aunque no descartaba que se debiera a algún fallo en sus instrumentos de detección.

Pero los rumores sembrados por Tesla no habían quedado ahí. En 1928, Jorgen Hals captó los primeros ecos de larga duracion, que eran señales de radio devueltas segundos después de que fueran emitidas desde la Tierra. En 1973, se planteó la existencia de sondas alienígenas como explicación a este fenómeno.

Por su parte, el investigador Duncan Lunan estudió los ecos detectados por Hals y difundió una audaz teoría: las respuestas vendrían de una sonda alienígena, de 13.000 años de edad, que orbita alrededor de la Luna.

Tras un periodo sosteniendo su especulación, Lunan se retractó y dijo que había cometido algunos errores, producto de haber empleado un método “anticientífico”.

¿Qué sucedió en la caminata espacial de 1998?

Después del incidente en las afueras de la estación espacial, el astronauta Jerry Ross explicó que lo que vio en ese momento. Era la silueta de la manta, la cual se encontraba rígida y rotaba a medida se perdía en la órbita de la Tierra. Mientras se adentraba en la oscuridad, revelaba formas extrañas y ‘paranormales’.

Lazy loaded component

La NASA catalogó al objeto 025570 como basura espacial. Días después, la manta perdió altura y se precipitó hacia la atmósfera, desintegrándose.

En declaraciones a LiveScience, James Oberg, ingeniero espacial de la NASA, dijo: “Estas son algunas de las fotos de 70 mm más extrañas del programa de los transbordadores espaciales”. Asimismo, destacó el hecho de que las fotografías del objeto que estaban en el archivo de la página web de la NASA hayan desaparecido, lo que alimentó las fuertes teorías de conspiración sobre Black Knight.

Pero no todo han sido decepciones para los que se sienten ‘solos’ en el Universo, ya que en la década de 1930 se confirmó la detección de las primeras señales de radio extraterrestres; en los 60 se identificaron las ondas de los púlsares, un tipo fascinante de estrellas giratorias; y en 2018 se detectó a Oumuamua, el primer cometa interestelar encontrado en nuestro Sistema Solar, el cuál fue considerado por muchos como una nave espacial.