Promesas de Piñera siembran dudas y no calman a las calles

Chile. Continúan las protestas que arrinconaron al presidente Sebastián Piñera y le obligaron a anunciar reformas. Pero especialista explica que es vital atender la crisis estructural.

Persisten. Miles de ciudadanos se mantienen firmes en sus demandas en la capital chilena y varias localidades del interior del país.
Persisten. Miles de ciudadanos se mantienen firmes en sus demandas en la capital chilena y varias localidades del interior del país.

EFE Y AFP

El paquete de medidas anunciado por el presidente Sebastián Piñera no ha logrado rebajar la tensión en las calles y genera escepticismo sobre su capacidad para generar cambios profundos que disminuyan la desigualdad socioeconómica, el telón de fondo del estallido social en la república de Chile.

PUEDES VER Conoce el origen del "cacerolazo”, la forma de protesta pacífica más significativa de la crisis en Chile

Las manifestaciones y protestas violentas, que se intensificaron el viernes y han dejado 18 muertos, cuatro de ellos extranjeros, más de 500 heridos y casi 2.500 detenidos, han puesto contra las cuerdas al Gobierno de Piñera, que el martes pasado pidió perdón y presentó una agenda social.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y una veintena de organizaciones sociales llamaron al paro este jueves.

PUEDES VER Las cinco ideas de un niño a Sebastián Piñera para que Chile “se calme y esté bien” [FOTOS]

Pero con militares custodiando las estaciones de las tres líneas del metro metropolitano que funcionan parcialmente, muchos de los siete millones de habitantes de Santiago intentaban volver a la normalidad tras siete días del inicio de la crisis.

Algunos supermercados abrieron sus puertas y la mayoría de los colegios públicos recibirán a sus alumnos.

El Gobierno de Chile invitó a la ONU a enviar observadores para constatar en terrero la situación de los derechos humanos durante el actual estado de emergencia que rige en gran parte del país, con el Ejército a cargo de la seguridad.

Intenta cambiar modelo

El presidente chileno decidió intervenir algunos puntos del modelo político, económico y social que provocan más rechazo en la ciudadanía, como las bajas pensiones, los altos precios de los medicamentos y la precaria salud pública.

PUEDES VER Cientos de chilenos marchan en México contra Sebastián Piñera

La agenda contempla un alza del 20% de las pensiones que el Estado entrega a los jubilados en situación más vulnerable, lo que beneficiará a más de 1,5 millones de pensionados.

También se creará un ingreso mínimo garantizado de 350.000 pesos (unos 482 dólares) que complemente el salario de los trabajadores que no cobren el sueldo mínimo y una subida de impuestos para las rentas más altas.

PUEDES VER Bachelet envía comisión de la ONU a investigar violaciones de los DD. HH. durante protestas en Chile

Piñera quiere bajar también el salario de los parlamentarios, que cobran más de 12.000 dólares brutos al mes, limitar la reelección y reducir el número de congresistas.

Las medidas recogen varios de los temas que más indignan a los chilenos, pero el anuncio del mandatario no logró calmar la agitación que se respira desde hace casi una semana y que empezó con protestas por el alza del precio del pasaje del metro de Santiago.

Medidas insuficientes

Claudio Fuentes, politólogo de la Universidad Diego Portales (UDP), valoró que Piñera entendiera que la crisis no es solamente un problema de seguridad pública, aunque consideró que las medidas de la agenda social son “insuficientes”.

PUEDES VER Protestas en Chile: Cancillería reporta que tres peruanos han perdido la vida

"Lo que está detrás de esta protesta social son medidas mucho más estructurales, como la reforma de las pensiones, la reforma tributaria, el Código de Aguas, la jornada laboral de 40 horas, que tienen que ver con las condiciones de vida de la gente", indicó.

El académico consideró que la estrategia del Gobierno es financiar algunas medidas específicas sin llegar al fondo de los problemas, y esperar a que las movilizaciones sociales se desgasten con el paso de los días.

PUEDES VER Chile: Dos abuelos protestan para que su nieta tenga un "país con oportunidades para todos”

Lo que es innegable, subrayó Fuentes, es que el estallido social marcará a fuego el segundo Gobierno de Piñera, especialmente por la militarización del país, con toques de queda y los militares en las calles a cargo del orden público.

Claves

Logro. La Cámara de Diputados de Chile aprobó este jueves el proyecto de reducción de la jornada laboral que la establece en 40 horas.

Cita. El canciller chileno, Teodoro Ribera, confirmó la realización de la cumbre APEC en Chile para el 16 y 17 de noviembre en Santiago.