Uno de los hijos del Chapo Guzmán finalmente fue detenido, sin embargo, se desató una balacera que luego las autoridades de México lo dejaron en libertad. Foto: difusión.
Uno de los hijos del Chapo Guzmán finalmente fue detenido, sin embargo, se desató una balacera que luego las autoridades de México lo dejaron en libertad. Foto: difusión.

El Cártel de Sinaloa: su historia y quién manda ahora tras la detención de El Chapo Guzmán

Joaquín “El Chapo” Guzmán se dio a conocer con el asesinato del cardenal mexicano Juan José Posadas el 24 de mayo de 1993 en Guadalajara. Desde ese momento El Cártel de Sinaloa se posiciona como el más poderoso.

Mundo LR
19 Oct 2019 | 12:20 h

Antes del Cártel de Sinaloa, a principio de los años 80 en México, Miguel Ángel Félix Gallardo actualmente preso, fundó el Cártel de Guadalajara junto a Ernesto Fonseca, alias Don Neto, y Rafael Caro Quintero. Esta fue la primera organización criminal que envió drogas a Estados Unidos.

Luego de ello, se instauró el Cártel de Sinaloa, el más poderoso de México y era controlado por Joaquín “El Chapo Guzmán” y su linaje.

PUEDES VER El ‘Chapo’ Guzmán: ¿Quiénes son los hijos del narcotraficante más poderoso de los últimos tiempos?

En el Cártel de Sinaloa también estaba al mando personajes como Ismael “el Güero” Palma e Ismael “el Mayo” Zambada, este último jamás ha sido arrestado y se cree que actualmente es la figura al mando de la organización criminal.

¿Cómo se dio a conocer El Chapo y el Cártel de Sinaloa?

Joaquín “El Chapo” Guzmán se dio a conocer con el asesinato del cardenal mexicano Juan José Posadas el 24 de mayo de 1993 en la ciudad de Guadalajara, cuando un grupo confundió al prelado con un poderoso narcotraficante, que además utilizaba el mismo carro que el religioso.

Pero, ¿quién manda manda en el Cártel de Sinaloa?

Los tres hijos de El Chapo Guzmán –Iván Archivaldo, Jesús Alfredo y Ovidio Guzmán López- junto con “el Mayo” Zamada, líder histórico del Cártel de Sinaloa.

Mientras que los hijos del Chapo tomaron el control del Cártel de Sinaloa a partir de que fue capturado Dámaso López, alias el Licenciado, en mayo del 2017 en la capital mexicana, a quien acusaron de traición y le declararon la guerra.

Dámaso López era considerado el sucesor de Joaquín Guzmán tras la captura en febrero del 2014 del Chapo, quien recuperó su posición de líder después de su espectacular fuga por un túnel de la prisión de alta seguridad de El Altiplano. El Chapo retomó la directiva con el Mayo y sus hijos, que desde entonces se proyectaron como sus sucesores naturales al frente del Cártel de Sinaloa en el que todo apunta a que hay fuertes divergencias internas, y peleas entre facciones.

¿Quiénes son los hijos del Chapo?

Iván Archivaldo, de 36 años, hijo de Alejandrina Salazar y señalado como el primogénito del Chapo y uno de los personajes de mayor jerarquía en el Cártel de Sinaloa, desde que su padre fue extraditado a Estados Unidos. Archivaldo estuvo detenido en el 2005 por el delito de lavado de dinero y tres años después fue dejado en libertad cuando un juez desestimó las acusaciones.

Ovidio, de 28 años, es hijo de Griselda López, la segunda esposa de Guzmán Loera, tiene un perfil más bajo que su hermano Archivaldo aunque su importancia en el cártel ha quedado establecida en febrero pasado cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos lo acusó de cargos de narcotráfico.

México.

Jesús Alfredo, de 36 años, es considerado el más violento de los hermanos y ha sido incluido en la lista de los diez más buscados por el FBI en más de una ocasión, al considerar que dirigía el envío de drogas hacia Estados Unidos.

Cártel de Sinaloa, el más violento

“A diferencia de otros cárteles más violentos, como los Zetas o la Familia Michoacana, el Cártel de Sinaloa generó un escenario más estable y pacífico mientras se convertía en una gran empresa transnacional”, opinó a Efe el experto en seguridad y profesor de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey Juan Carlos Montero.

Su crecimiento hasta el día de hoy ha sido posible gracias a sus conexiones internacionales, sobre todo con cárteles colombianos, y a la corrupción y connivencia de las autoridades locales de Sinaloa y de la frontera estadounidense.

México.

“El narcotráfico ha generado una economía empresarial y no ha buscado ostentar el poder político, pero sí ha establecido vasos comunicantes con instituciones policiales y Gobiernos que han participado en los negocios del Cártel de Sinaloa”, defendió Pedro Isnardo de la Cruz, especialista en seguridad de la UNAM.

El enorme control que tiene el Cártel de Sinaloa quedó patente este jueves cuando grupos de sicarios provocaron tiroteos e incendios a lo largo de Culiacán al saberse que militares habían capturado a uno de los hijos del Chapo.

Lazy loaded component

En medio del caos, miembros del cártel liberaron a 49 presos de un penal local que huyeron secuestrando vehículos.

La ola de violencia fue tal que el Gobierno de México liberó a Ovidio Guzmán López para evitar poner en peligro “las vidas de las personas” de la ciudad.


Video Recomendado

Lazy loaded component