El general George Patton participó también en la Primera Guerra Mundial y en la campaña militar contra México.

El héroe de la Segunda Guerra Mundial que fue relegado y murió en extrañas circunstancias

George Patton fue un militar experimentado que participó en varias guerras y en 1945 era considerado un héroe en los Estados Unidos, donde le decían el general “sangre y agallas”. Pero sus polémicas opiniones terminaron incomodando a los gobernantes aliados, por lo que su muerte aún causa controversia. Conoce más sobre él aquí.

Mundo LR
07 Oct 2019 | 23:31 h

Uno de esos personajes fascinantes de la historia que vale la pena recordar y estudiar a profundidad es George Patton. Fue un adelantado a su tiempo, y desde antes de la llamada “Guerra Fría”, tuvo la idea de que Estados Unidos tenía como gran rival a la Unión Soviética, y no como aliado, como se dio en la Segunda Guerra Mundial.

George Smith Patton, tal su nombre completo, nació el 11 de noviembre de 1885, en San Gabriel, California, en una familia con una larga tradición de militares, la cual decidió seguir. Fue en 1916 que su nombre ganó notoriedad en su país, cuando durante la invasión militar contra México, capturó y mató a Julio Cárdenas, comandante de la guardia personal de Pancho Villa.

PUEDES VER Alemania esconde 4600 bombas desde la Segunda Guerra Mundial

Desde joven era inteligente y estudiaba historia militar y literatura clásica, aunque sufría de dislexia y por eso tardó cinco años en graduarse. Cuando EE. UU. entró en la Primera Guerra Mundial, fue nombrado capitán y se le asignó el mando de una unidad del recién creado Cuerpo de tanques estadounidense. Luego fue ascendido a teniente coronel, fue herido en 1918 y cuando se recuperó ya había terminado el conflicto.

El historiador argentino Pablo Pozzi señalo a Clarín que Patton y sus tropas reprimió de forma salvaje la Marcha de la Bonificación de 1932, realizada por los veteranos de la Primera Guerra Mundial. “Y si bien sus biógrafos insisten que él estuvo en desacuerdo y cumplió órdenes, eso no parece haber impedido su ascenso”.

George Patton fue clave para la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial.

En los años previos a la Segunda Guerra Mundial, Patton trabajó en la mejora de blindados de guerra. Pidió insistentemente al Congreso estadounidense más fondos para formar un cuerpo con ese tipo de tanques, pero siempre se los negaron, hasta que, poco después de iniciados los ataques de la ‘blitzkrieg’ alemana en Europa, logró convencer al Parlamento.

El inicio de la Segunda Guerra Mundial encontró a Patton como general de división. Lo mandaron al norte de África, donde fue decisivo en la victoria aliada contra Alemania. Después del desembarco en Normandía, Patton volvió a ser clave para hacer retroceder a las tropas nazis: usó prácticas de guerra relámpago contra sus propios inventores y liberó así gran parte de Francia.

Pero su mayor genialidad la plasmó cuando Alemania lanzó la última gran ofensiva de las Ardenas. Sin consultar al alto mando aliado, hizo una maniobra que demostró su brillantez en tácticas de guerra que sorprendió al enemigo y definió la batalla en su favor. “Su táctica era la clásica estadounidense desde William Sherman. Consiste en lograr superioridad numérica e imprimirle gran velocidad al ataque”, explica el historiador Fabio Nigro.

George Patton fue clave para la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial.

De los reconocimientos al ocaso

Debido a sus logros fue ascendido a general y en abril de 1945 se dirigió a Baviera y Checoslovaquia. Un mes después, la guerra en Europa había concluido y Patton era un héroe de los aliados. Varios historiadores lo califican como intrépido, frontal y soberbio, lo cual forjó su gran popularidad. Además, siempre decía lo que pensaba, aunque no fuera lo políticamente correcto.

En un festejo de la victoria aliada, donde estaban los altos mandos rusos, Patton dio un discurso anticomunista. Dijo que una vez derrotado Hitler, Estados Unidos debía continuar la guerra en Europa hasta destruir a la Unión Soviética, pero Roosevelt, Churchill y Stalin ya habían acordado todo en la Conferencia de Yalta.

PUEDES VER En la mente de Hitler: el informe psiquiátrico que realizó la CIA y permaneció oculto durante el Holocausto

Patton fue echado del escenario político y, como siguió incomodando con sus declaraciones, fue relevado del mando del III Ejército y relegado a la función de escribir una historia de la guerra. En medio de la depresión, asumió su nuevo puesto, pero el 9 de diciembre de 1945, el Cadillac en el que viajaba fue embestido por un camión, sufriendo graves lesiones que hicieron que falleciera el 21 de ese mes en Alemania.

Hasta la actualidad muchos historiadores sospechan que lo mandaron a matar, pues se había vuelto una molestia. Antes de morir, dejó unas palabras premonitorias de lo que sería la posterior Guerra Fría: “No lo olviden nunca. Algún día tendremos que luchar contra los soviéticos, nos tomará años y costará millones de vidas”.

George Patton fue clave para la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial.

Para Pablo Pozzi, los dos grandes problemas de Patton fueron su soberbia y su nula capacidad política. “En diversos momentos de su carrera demostró una increíble soberbia, similar a la de MacArthur, pero distinta a la de Eisenhower, que fue un gran político y un mediocre militar”, sostiene el experto.

“Su consejo fue que Estados Unidos debía armar varios cientos de miles de tropas SS capturadas y prisioneras en Austria, y lanzarlas contra los hasta ese momento aliados soviéticos”, menciona el especialista.

Video Recomendado